lunes, 27 de mayo de 2019

La frenética deforestación en Brasil tendrá graves consecuencias en Argentina

Se esperan más sequías y un aumento de 1,45 grados centígrados para el año 2050 en la región a causa de la desaparición de las selvas tropicales. La práctica crece de manera alarmante
perfil.com




La deforestación en la Amazonia brasileña avanza de manera alarmante con la eliminación de 19 hectáreas por hora, en promedio, según una medición realizada en la primera quincena de mayo de acuerdo con datos oficiales. Esta acción, que contamina los ecosistemas acuáticos y contribuye con el calentamiento global debido a que los árboles talados liberan carbono a la atmósfera, ya hizo desaparecer 6.880 hectáreas, una superficie equivalente a la de unos 7 mil estadios de fútbol, en las primeras dos semanas de mayo, según informó el Sistema de Detección de Desmatamiento en Tiempo Real a través de información satelital del Instituto de Pesquisas Espaciales.

Brasil es el hogar de más de la mitad de la biodiversidad del planeta, pero expertos advierten que santuarios ecológicos como la Amazonia y el Pantanal sufren la amenaza de grandes grupos económicos así como de mafias, con el marco de una retórica anti-ambientalista del presidente Jair Bolsonaro. Terratenientes que talan árboles centenarios para plantar soja, minería clandestina que contamina con mercurio ríos vitales para pobladores de zonas remotas, o traficantes de madera que diezman especies raras y valiosas: la amenaza a la biodiversidad puede adoptar diferentes caras en este país de dimensiones continentales.

           En 2018 el mundo perdió una superficie de bosques tan grande como Bélgica

Considerada el "pulmón del planeta", la Amazonia reúne una cantidad impresionante de especies: 40.000 plantas, 3.000 peces de agua dulce, alrededor de 1.300 tipos de pájaros y 370 de reptiles. Sin embargo, la deforestación, que había sido reducida drásticamente entre 2004 y 2012, registró en enero de 2019 un aumento de 54% en relación al mismo mes de 2018, según el Instituto del Hombre y el Medio Ambiente de la Amazonía (Imazon). Aunque le siguieron dos bajas en febrero (-57%) y marzo (-77%), en el primer trimestre del año desaparecieron 268 km2 de selva amazónica. En los últimos 12 meses, la deforestación avanzó 24%. “Antes tomábamos nuestro alimento directamente de los árboles. Actualmente necesitamos plantar”, dijo el anciano indígena Mojtidi Arara, que debe caminar una hora selva adentro para recoger bananas.

Phillip Fearnside, biólogo de la Universidad de Oxford, dice que la deforestación en la Amazonia brasileña destruye un ciclo hidrológico ambiental importantísimo para todo el planeta, pero especialmente para el propio Brasil y Argentina. Así, la práctica podría traducirse en una fuerte disminución de lluvias, situación que afectará al sur de Paraguay, sur de Brasil, Uruguay y el litoral argentino. De hecho, las fuertes sequías que afrontó Brasil en la última década muestran que el ecosistema regional está cambiando por completo. En cuanto a nuestro país, la sequía de 2018 fue uno de los desastres naturales más nocivos del año: provocó pérdidas por 6.000 millones de dólares.
deforestacion brasil amazonia

Entre agosto y abril pasados fueron eliminadas ilegalmente 8.200 hectáreas amazónicas en Brasil, en zonas que están bajo protección del Estado, en las cuales la deforestación debería ser cero. Los últimos números indican las peores cifras en una década, según las denuncias sobre un agravamiento del desmonte realizadas por entidades ambientalistas como WWF, entre otras. Todos estos datos fueron negados por el Ministerio de Medio Ambiente, mientras Bolsonaro defiende la expansión de las áreas ocupadas por agricultores y la explotación minera en zonas de la Amazonia, incluso en reservas indígenas.

El desmonte afectará lentamente las temperaturas al alterar las propiedades de la reflexión de la luz solar y la evapotranspiración, y la Universidad Estatal de Río de Janeiro predice que la deforestación brasileña podría resultar en un aumento de 1,45 grados centígrados para el año 2050 en la región. Los investigadores señalaron que su estudio en Brasil “ilustra que las políticas actuales de uso de la tierra pueden afectar al clima local futuro”. “La forestación tiene el potencial de revertir los impactos de la deforestación en el clima local, especialmente en las regiones tropicales y templadas”, agregaron.

            La deforestación ilegal en Chaco dejó más de 50 mil hectáreas arrasadas

Por otra parte, un estudio revelado en marzo pasado, realizado por WWF-Brasil e Imazon, indica que enormes cantidades de agua dulce superficial se pierden cada año en la Amazonia por la intervención humana, especialmente por la deforestación. Según esta investigación, la región pierde en promedio 350 kilómetros cuadrados de agua dulce superficial cada año a causa de estos factores. Esta tendencia es más prominente en la zona conocida como el "arco de deforestación" en el sur del Amazonas y las áreas más afectadas por esta pérdida en la superficie de agua dulce son las planicies de inundación y las lagunas que se forman a partir del flujo y reflujo del agua. 


Colapso ecológico
deforestacion brasil amazonia


La asociación internacional Tropical Forest Alliancehizo recientemente un llamado "urgente" para evitar el “colapso ecológico” terminar con la "guerra" contra los bosques, como llama a la deforestación, que en 2018 acabó con 12 millones de hectáreas, un área de selvas tropicales equivalente a la superficie de Nicaragua. "Tenemos que actuar ya y debemos hacerlo con mucha más urgencia que hasta ahora", dijo su director, Justin Adams.

"La vida es posible porque existimos en un clima muy estable, pero si seguimos esta guerra contra la naturaleza (...), entonces el futuro de nuestros hijos y nietos no será bueno", dijo la organización. El año pasado la deforestación destruyó 12 millones de hectáreas de selvas tropicales, según el Instituto de Recursos Mundiales (WRI) y la plataforma Global Forest Watch. De ese total, 3,64 millones eran selvas vírgenes, fundamentales para la biodiversidad y combatir el cambio climático. Según los datos presentados por WRI y Global Forest Watch en la reunión, 2018 fue el cuarto peor año en términos de deforestación de la selva tropical, por detrás del 2014, 2016 y 2017.

Los países más afectados son Brasil, Indonesia, Congo, Colombia y Bolivia. "Estamos destruyendo los bosques que hacen posible la vida" del humano y de otras miles de especies, aseguró Adams.


jueves, 23 de mayo de 2019

Ecología: el mundo se muere, queda poco tiempo y hay que actuar
dw.com

Ana María Hernández es la primera presidenta del IPBES, el organismo científico que dio a conocer esta semana el alarmante estado de la biodiversidad. DW habló con la colombiana sobre el estado de salud del planeta.

Spanien Ausgetrockneter Grund eines Stausees in Alcora (picture-alliance/AP Photo/F. Bustamante)


La noticia encendió todas las alarmas a principios de esta semana. El planeta puede perder entre 500.000 y un millón de especies de plantas y animales durante los próximos años, según la evaluación global de IPBES, una plataforma científica independiente que estudia el estado de la biodiversidad a nivel mundial. ”Hacemos evaluaciones que buscan dar mensajes contundentes para dar alternativas a los tomadores de decisiones”, dice en entrevista a DW, Ana María Hernández, presidenta de este organismo.

“Más de la mitad de las especies endémicas del Caribe y el 40 por ciento de las de Mesoamérica están en situación de riesgo”, lamenta la también jefa de asuntos internacionales del Instituto Humboldt de Colombia, apuntando a especies marinas y mamíferos.

El peligro también alcanza a los hábitats. “En Colombia todas las especies endémicas asociadas a los páramos están en riesgo”, agrega. Asimismo, lamenta la pérdida de la diversidad de papas y maíz en la región debido a que “cada vez que hacemos más hibridación con plantas comestibles debilitamos su expresión genética”, critica.

Otro dato destacado es la pérdida de cobertura forestal mundial que bajó de 4.280 millones de hectáreas a 3.990 entre 1990 y 2015. En el caso de América Latina y el Caribe, en estos datos se incluyen los recopilados en una evaluación de todo el continente americano que se dio a conocer el pasado año. “De acuerdo con la Evaluación de las Américas de IPBES, en comparación con la situación anterior a los asentamientos europeos, el 72 por ciento y el 66 por ciento de los bosques secos tropicales en Mesoamérica y el Caribe, respectivamente, el 88 por ciento de los bosques tropicales del Atlántico y el 17 por ciento de la selva amazónica de América del Sur se han transformado en paisajes dominados por el hombre”, explica.

Igualmente, el 40 por ciento de la población no tiene acceso a agua limpia y potable. “Algunas importantes ciudades en Sudamérica enfrentan severos episodios de escasez de agua durante algunos periodos de año”, comenta apuntando a Bogotá, Quito, La Paz, y Lima. Por otro lado, cerca del 75 por ciento de las principales reservas de peces se encuentran actualmente agotadas o sobrexplotadas. “Las especies de peces nativos del Caribe continúan disminuyendo por intervenciones como construcción de presas, contaminación y sobreexplotación”, lamenta.

Precisamente, estos dos últimos factores se encuentran entre las cinco causas directas de la pérdida de biodiversidad mundial, según apunta el informe. A ellas hay que sumarle el cambio de usos de la tierra y del mar, el cambio climático y las especies exóticas invasoras.


Infografik Evaluation Amerika SPA


Retos de futuro

El informe presenta varios escenarios, pero todo dependerá de “si seguimos haciendo las cosas como las estamos haciendo o si cambiamos los patrones”. En esto cobran relevancia los tomadores de decisiones, porque aunque los datos sean devastadores, aún queda espacio para la esperanza.

“Estamos viendo que el trabajo está sirviendo para la humanidad”, se congratula Hernández, recordando que aunque “hacemos recomendaciones para políticos, no somos prescriptivos”. No obstante, para la presidenta de IPBES existe un “reto global”.“Hay que adoptar enfoques transformativos”, en los que es necesario involucrar también al sector privado. Sin ellos, los desafíos serán difíciles de lograr, añade.

Mientras llegan las decisiones y los cambios, el organismo ya está trabajando en el nuevo programa que va hasta el 2030 “con evaluaciones que están revisando las problemáticas que se identificaron en la evaluación global”. Entre éstas se encuentran un documento técnico sobre cambio climático y biodiversidad y otro que vincula la biodiversidad y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), especialmente los asociados a la alimentación, el agua, salud y cambio climático.

“En este momento, clasificamos el panorama de las especies invasoras”, dice. “Todavía las estamos identificando, algunas son voraces”, agrega. América Latina alberga a más de un centenar de especies exóticas invasoras, entre ellas el pez león.

Además de investigar su comportamiento, la plataforma científica está estudiando el uso sostenible de la biodiversidad de las especies silvestres y está llevando a cabo una evaluación metodológica sobre cómo entender la biodiversidad para la sociedad, en cuestiones vinculadas con la economía.

Artensterben Schweinswal Vaquita (picture-alliance/dpa/C. Faesi/WWF)


América Latina presente

Es la primera vez que alguien de América Latina encabeza la plataforma. También es la primera vez que lo hace una mujer. “Eso es muy significativo en un mundo como el de la ciencia, donde los hombres han estado más al frente, pero en la última década ha empezado a haber una equidad de género”, considera.

La comunidad científica latinoamericana está participando en estas investigaciones, ya que además de contar con dos copresidentes, Sandra Díaz de Argentina y Eduardo Brondízio de Brasil, también hay expertos de México, Argentina, Venezuela y Colombia. Asimismo, “esta evaluación se abrió a recomendaciones dos veces por parte del público y recibimos comentarios muy útiles de México y Colombia”, subraya Hernández.


martes, 21 de mayo de 2019

ARGENTINA 

Nutrientes: uso responsable y eficiente
ellitoral.com

Durante dos días en Rosario, se discutió y se presentó información actualizada sobre suelos, aplicaciones y manejo de nutrientes para una agricultura sustentable en lo productivo, ambiental y social.

missing image file


A lo largo de dos días, disertantes nacionales e internacionales de reconocida trayectoria, se dieron cita para la edición número 14 del evento en el Centro de Convenciones Metropolitano en Rosario para discutir los aspectos más relevantes en cuanto al manejo de suelos y cultivos. De esta manera, el eje se centró en la aplicación de los llamados “4 Requisitos” para el de uso responsable de nutrientes: aplicación de fuente correcta en dosis, forma y momento correctos.

Abrió la primera jornada del simposio Jorge Bassi (Fertilizar Asociación Civil) quien se encargó de presentar la visión de la

industria de fertilizantes en cuanto a la actualidad y el futuro de un insumo clave para el desarrollo de la agricultura y el cuidado de los suelos. Se hizo un recorrido por la evolución del consumo de fertilizantes en los últimos años, y se mostraron las proyecciones para los próximos años, haciendo hincapié en alcanzar el escenario ideal de nutrición balanceada para una agricultura sustentable hacia el 2030.

Suelos: ¿Cómo estamos?

En el primer panel, Hernán Sainz Rozas, Nicolás Wyngaard y Nahuel Reussi Calvo (Unidad Integrada INTA-FCA Balcarce) presentaron la última actualización del mapa de fertilidad de Argentina surgido del convenio INTA-Fertilizar-Uralkali. Durante la presentación se observó la condición de propiedades centrales que hacen a la salud del suelo y su potencial productivo como la materia orgánica, la acidez, la disponibilidad de fósforo, bases y micronutrientes. Asimismo, se concluyó que el diagnóstico de la disponibilidad de nutrientes puede ser mejorado considerando, entre otros, los factores: potencial de rendimiento; textura del suelo; el potencial de mineralización del suelo y el efecto del cultivo antecesor. 

En el mismo panel, Andrés Grasso (Fertilizar Asociación Civil) presentó las respuestas al manejo de nutrientes que se observan en distintos sitios de la región pampeana y cuál es su impacto en lo productivo y lo económico. Así, demostró que los rendimientos de cebada sin fertilización alcanzaron los 3060 kg por hectárea, mientras que con una mejora por el manejo de la nutrición alcanzó rendimientos de 5335 kg ha, una mejora del 74%.

En la segunda parte de la mañana, Dorivar Ruiz Díaz (Universidad del Estado de Kansas, EE.UU.), presentó las herramientas de diagnóstico y recomendaciones para la fertilización de cultivos desarrolladas en el medio oeste de EE.UU., las principales novedades incorporadas desde la investigación para el uso a nivel de lote y ambiente, y los principales desafíos y oportunidades para productores, agrónomos, distribuidores y la industria en general.

Por la tarde, se presentaron las últimas novedades y recomendaciones de manejo de nutrientes en pasturas, trigo y cebada, soja y maíz con Elena Patrón (Consultora privada, Uruguay), Fernando García (Consultor privado), Fernando Salvagiotti (INTA Oliveros) y Gabriel Esposito (Facultad de Agronomía, UNRC). Cómo saber que tipo de fertilización permite llegar al mayor rendimiento y la mayor rentabilidad según el lote y región fue otro de los ejes y se enfatizó el diagnóstico para rendimiento y calidad, las dosis y formas y momentos de aplicación. En el caso de soja, se discutió si es necesario aplicar Nitrógeno o alcanza con la fijación biológica, siendo más recomendable la segunda opción. En maíz, se concluyó que la nutrición de maíces tardíos es semejante a la de tempranos.

missing image file


Aplicaciones y tecnología

El primer día cerró con Santiago Tourn (Unidad Integrada FCA-INTA Balcarce) y Andrés Méndez (Consultor) con una discusión que giró en torno a las correctas aplicaciones, los detalles referidos a la calibración, y cómo hacer aplicaciones en dosis variables.

Tourn presentó los resultados de la evaluación de aplicadores de fertilizantes y cómo se pueden corregir las fallas más comunes tales como la desuniformidad en la distribución y el ancho de labor inadecuado que resulta en los clásicos “franjeados” que se ven frecuentemente a nivel de lote. Asimismo, hizo referencia al impacto de la correcta regulación de fertilizadoras por proyección en el rendimiento en grano y el ingreso neto del cultivo de maíz.

Por su parte, Méndez habló sobre la evolución de los sistemas de aplicación para al Agricultura de Precisión (AP) y cómo mejorarlos. En una mirada de largo plazo, el consultor plantea que “El contratista argentino puede empezar a mutar de maquinaria clásica a maquinaria robotizada como sucede en algunos países de Europa, donde el dueño de estos equipos viaja con su camioneta y acopladito con varios robots que son manejados desde su celular”.

El segundo día comenzó con el panel de agricultura de precisión y las tecnologías de mañana. Agustín Pagani (Clarion) presentólas alternativas para implementar aplicaciones variables de nutrientes en cultivos extensivos. Francisco Damiano (Asesor privado) mostró las posibilidades del uso de satélites en agricultura y que nos puede proporcionar el SatCom. Cerrando este panel, Rodolfo Bongiovanni (INTA Manfredi) compartió su visión sobre la actualidad y el futuro de la robótica, el manejo de datos y la agricultura digital. Bongiovanni aseguró que los robots agrícolas van a replantear toda la mecanización. En ese contexto, Big Data e Internet de las Cosas serán fundamentales para el análisis de datos y para la toma de decisiones automatizadas.

Sustentabilidad y nutrición

El segundo panel de la mañana aborda los temas de intensificación para una agricultura sustentable y el rol de la nutrición. En primer lugar, Juan Pablo Monzón (CONICET, Unidad Integrada FCA-INTA Balcarce) señaló la opción de intensificar el uso de la tiera mediante la siembra de dos o más cultivos por año como cultivos dobles, cultivos de relevo y cultivos intercalados. Luego, Gervasio Piñeiro (Facultad de Agronomía, UBA) habló de cómo los cultivos de servicios pueden utilizarse también para nutrir el sistema, ya que por un lado pueden nutrir el suelo y formar materia orgánica, pueden capturar nutrientes que de otro modo se perderían y pueden ser usados también para nutrir directamente a los cultivos de renta subsiguientes.

El cierre del panel estuvo a cargo de Carolina Sasal (INTA Paraná) que expuso sobre los problemas y riesgos ambientales actuales de nuestra agricultura; “en los últimos 10 años, algunos estudios identificaron altas concentraciones de Nitrógeno y Fósforo que llegan a cursos de agua provenientes de los sistemas de producción actuales. Esto indica la necesidad de modificar prácticas para reducir riesgos ambientales y reducir pérdidas de nutrientes”, fue la conclusión de la presentación.

El Simposio 2019 finalizó por la tarde del segundo día con el panel de Nutrición para alta productividad y rentabilidad en ambientes saludables con el panorama de las últimas herramientas para la nutrición de cultivos surgidas en los últimos años a cargo de Gustavo Ferraris (INTA Pergamino, Buenos Aires), el manejo de aplicaciones foliares a cargo de Cesar Quintero (Facultad de Ciencias Agrarias, UNER) y la búsqueda de la respuesta a la pregunta ¿Hay una receta para la fertilización perfecta? a cargo de Martin Díaz Zorita (Fertilizar Asociación Civil). Al cierre, los 10 mensajes del Simposio Fertilidad 2019 dejaran las principales conclusiones de “Conocer más, crecer mejor”.

viernes, 17 de mayo de 2019

Una superficie como un campo de fútbol se erosiona cada cinco segundos
elpais.com


La agricultura intensiva, el monocultivo, el sobrepastoreo, la expansión urbana, la deforestación y la industria destruyen cada vez más el suelo, un recurso que tarda 1.000 años en crecer un centímetro


Alumnos de una escuela de Rumuso, en Tanzania, utilizan hojas secas para cubrir el suelo y evitar la erosión del terreno.

Está ahí, justo bajo los pies, pero subyacente en el sentido amplio de la palabra. Bajo los cimientos de las casas, los cines y las fábricas, sustentando las carreteras que llevan a las playas, nutriendo a los alimentos exquisitos, acunando los lagos y ríos.., pero la función de este recurso, no renovable, va más allá. "Los niños que han tenido la dicha de jugar con el suelo saben un poco lo que es, pero los de la ciudad no tanto. Y es nuestro aliado silencioso, la mayoría de la comida se produce ahí, y también es un almacén natural de carbono, asume más que la vegetación terrestre y la atmósfera juntas, y eso es importante contra el calentamiento global. 

Además de aguardar microorganismos que proporcionan biodiversidad", resume con brevedad Ronald Vargas, secretario de la Alianza Mundial por el Suelo, consciente de que este recurso natural no capta tanta atención como el agua en el mundo. Pero defiende su importancia durante el Simposio mundial de sobre la erosión del suelo, un evento celebrado esta semana en la sede de la Organización Internacional de la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Roma que reúne a cerca de 500 científicos, gobernantes y sociedad civil para generar conocimiento, buenas prácticas y guías para gestionar políticas.

En las presentaciones se enumeran datos como que es un recurso que tarda cerca de 1.000 años en crecer un centímetro o que una superficie equivalente a un campo de fútbol se erosiona cada cinco segundos. "El planeta se encuentra en una situación que podría conducir a la degradación de más del 90% de todos los suelos de la tierra para 2050", ha señalado en la inauguración Maria Helena Semedo, directora adjunta de la FAO. 

Una degradación que puede venir tanto de la erosión como de la polución, la acidificación, la salinización o la pérdida de carbono orgánico y de diversidad, entre otros tipos de desgaste. Además de las lluvias torrenciales, el viento, los terremotos, las sequías, los tsunamis, los incendios y otras cuestiones también vinculadas con el cambio climático; el hombre, la acción del hombre, su dominio sobre la tierra, literal, incide en su destrucción a través de la agricultura intensiva, la labranza, el monocultivo, el sobrepastoreo, la expansión urbana, la deforestación y las actividades industriales y mineras, según informa la FAO. "Esto puede provocar pérdidas en el rendimiento de los cultivos de hasta el 50%", ha asegurado Semedo.

Este encuentro se celebra por tercer año consecutivo después de haber celebrado otros dos anteriores que han versado sobre el potencial agrícola y medioambiental del carbono en el suelo, o la contaminación, que se desprende al agua, el aire o la comida. "Este año nos centramos en la erosión, su reducción es de hecho la primera de las 10 directrices establecidas para su gestión sostenible. Los próximos años trataremos lo que supone para mejorar la biodiversidad y los nutrientes que proporciona. Tenemos que priorizar su cuidado porque bajo el suelo está el gran reservorio del agua dulce en el mundo. El 90% del 0,5% que es accesible sigue estando bajo nuestros pies", ilustra Eduardo Mansur, director de la división de Agua y Tierra de la FAO, que refiere también que la erosión, además de limitar la producción de alimentos, degrada los ecosistemas o afecta al suministro de agua, daña las infraestructuras urbanas y puede contribuir a la pobreza y las migraciones. "Sin oportunidades, los desplazamientos son obligatorios porque no sobrevives", apunta.

La búsqueda de consenso científico, los métodos de evaluación de este tipo de degradación del suelo o el diseño de recomendaciones para ser enviadas a los Gobiernos son algunos de los ámbitos que se trabajan en este encuentro. "El conocimiento está, la voluntad política, no siempre", ha declarado contundente en el encuentro el ministro de Agricultura de Uruguay, Enzo Benech. "Esto no se resuelve con marcos regulatorios que no se cumplen, el uso responsable del recurso se resuelve con conciencia de todas las sociedades. (...) 

Es un trabajo que debe ser remunerado adecuadamente y se tiene que valorar la actividad como esencial para la humanidad", ha pronunciado en el encuentro, en el que ha definido a su "pequeño" país como un "laboratorio" por sus planes de uso y manejo del suelo. "Uruguay tiene una política interesante. Igual que un arquitecto diseña una casa, en el país hay un agrónomo que estudia el territorio y determina en qué zonas se puede cultivar, cuál es para bosque, cuál se puede preservar... El Gobierno aprueba esos planes, cuenta con un sistema de monitoreo y los agricultores pueden ser multados si no se cumple", explica Vargas.

Para otros lugares del mundo, en los que la obtención de datos del terreno es más compleja, la estructura de explotación no está diseñada u otras cuestiones, Vargas recomienda cinco formas de proteger al suelo de la erosión que pueden ser válidas para casi todos los terrenos y climas: "De lo más importante es que siempre tenga una cubierta vegetal, aunque sean cultivos. Para que no quede expuesto al impacto de las gotas de lluvia o el viento. También se recomiendan obras biomecánicas en zonas de pendiente, para que el agua no se lleve los nutrientes del mantillo", señala el también experto de la FAO, que añade minimizar la labranza y utilizar maquinaria adecuada para que no compacte el suelo y se produzcan escorrentías; la rotación de cultivos; y la adición de materia orgánica al suelo como rastrojos o estiércol. 

Algunas son técnicas que pueden llegar a sonar ancestrales, y que en la agricultura tradicional también se usa y son valoradas por los participantes al encuentro. No obstante, Vargas alerta de que en muchos países, los agricultores apenas cuentan con asesoramiento y lo piden en las tiendas de agroquímicos. "Este es uno de los grandes problemas a los que nos enfrentamos", concluye.

martes, 14 de mayo de 2019

Producción cervecera con energía eólica
baenegocios.com

La empresa Quilmes firmó un acuerdo con Central Puerto para abastecerse de energía desde el parque eólico en Achiras, provincia de Córdoba, el cual le permitirá utilizar 100% de energía proveniente de fuentes renovables para comienzos del 2020. El acuerdo por la compra de energía a veinte años implica una inversión total de u$s283 millones y creará 700 nuevos empleos. El parque eólico Budweiser contará con 21 molinos.



lunes, 13 de mayo de 2019

ARGENTINA

Alerta en Mendoza por más muertes de cóndores
lanacion.com.ar


Imagen de un condor a modo ilustrativo

lunes, 11 de marzo de 2019

Olores para revitalizar el medio rural
ambientum.com

En 1994, un incendio forestal arrasó parte de la comarca del Vallès Oriental, en la provincia de Barcelona. Entre otras, el fuego se llevó por delante la finca de Pilar Comas, en Riells del Fai, así como la vivienda que alojaba. El suelo abrasado perdió su vegetación y también tres fuentes de agua en las que la flora y la fauna se apoyaban.


Medio rural

Ante la nueva situación, la propietaria decidió sustituir sus cultivos, sobre todo, árboles frutales y otras especies, por plantas aromáticas mediterráneas: con gran capacidad de adaptación al terreno, reducida necesidad de agua y muy capaces de mantenerse en modo ecológico por su resistencia a las plagas.

De este paso, muy influido por la necesidad, surgió Vall de Ros, el piloto de una red de Parcs de les Olors que hoy en día cuenta con más de una veintena de emplazamientos en otras tantas comarcas catalanas.

Los impulsores de la «xarxa», red en catalán, pronto tuvieron claro el objetivo de su proyecto, que, al mismo tiempo y desmenuzado, se convertiría en su sustento económico.

Esta franquicia social, así denominan a la figura bajo la que funcionan, busca «ofrecer al campo una estrategia innovadora para mejorar las condiciones del patrimonio rural y, especialmente, de las personas que se ganan la vida en él».

Cuatro pilares

La organización propone un desarrollo rural sostenible muy dirigido a espacios marginales pero accesibles y con cierto valor paisajístico. En ellos nace cada Parque de los olores. Y con cada parque, una oportunidad para el campo. La red basa su mantenimiento y crecimiento en cuatro pilares.

El primero, la producción de plantas aromáticas y medicinales, siempre bajo las normas de la agricultura ecológica y buscando la especialización en cada lugar, la especie que mejor se adecue a las características del terreno.

El segundo cumple la meta de la divulgación. Institutos, grupos y particulares se acercan a estos enclaves para conocer el terruño, sus usos tradicionales, todo aquello que ofrece el medio rural y también lo que necesita para sobrevivir sin perder su esencia.

En las visitas también se aprende sobre el procesado de las plantas aromáticas para elaborar productos cosméticos naturales, medicinales y culinarios que Parc de les Olors comercializa tanto en las tiendas de sus espacios como en otros establecimientos.

El cuarto camino que la «xarxa» transita en busca de la viabilidad, es el de la I+D, que combina programas que van desde la recuperación de plantas endémicas, como el trabajo que han hecho con una especie de tomillo que solo se da en la Península Ibérica, hasta el desarrollo de maquinaria y equipos especializados.

Todo ello, destaca la red, se consigue gracias al poder de la colaboración. El modelo de parques da la oportunidad a multitud de pequeños agricultores de labrarse un futuro en su medio rural, y la gestión y comercialización de su producción se organiza igualmente de forma cooperativa.

Fuente: La Razón / Víctor Negro

miércoles, 20 de febrero de 2019

Cómo Holanda logró su primera cosecha de banano sin usar tierra
bbc.com

"Es la primera cosecha de banano en Holanda. Jamás se había producido en este país en esa escala".

Planta de banano con frutas en diferentes etapas de maduración


La fruta que el científico Gert Kema obtuvo en su laboratorio es única. Y no solo por ser la primera producida en suelo holandés.

Kema logró su cosecha sin usar tierra, en un intento por combatir uno de los grandes enemigos de las plantaciones de banano: el llamado "mal de Panamá" , causado por un hongo que se transmite en el suelo.

La enfermedad "es una amenaza para la producción mundial de banano", señaló a BBC Mundo Kema, profesor de patología de plantas tropicales en la Universidad de Wageningen, en Holanda.

"Así quelo que hicimos fue sacar al banano del suelo. Y las plantas crecieron muy bien con la aplicación de nutrientes".


Fibras de coco y roca

Kema cultivó 60 plantas de banano en invernaderos.

Y en lugar de tierra utilizó dos tipos de sustratos, fibra de coco (que se obtiene de la cáscara del coco) y lana mineral o de roca (fibras obtenidas de roca basáltica).
Gert Kema en el laboratorio mirando hojas prensadas de una planta de banano infectada


De esta forma Kema evitó la presencia del hongo que causa el mal de Panamá.

"No se trata de bananas hidropónicas porque las raíces no están en una solución en base a agua", señaló el científico.


"Agregamos nutrientes a través de irrigación por cuenta gotas".

Banano cultivado en la Universidad de Wageningen


Cultivar bananas en un medio artificial permite controlar cada aspecto del proceso y evita pérdida de nutrientes, de acuerdo a Kema.

"Es un ejemplo de agricultura de precisión, que permite crear una separación mayor entre las plantas para que reciban más luz y maduren más rápido".

Amenaza

Las bananas son un alimento esencial en la dieta de cerca de 400 millones de personas en el mundo, según la Universidad de Wageningen.

Y hasta ahora no ha sido posible contener la expansión del mal de Panamá o fusariosis del banano, que viene afectando fundamentalmente a países en Asia y África.

La enfermedad, que lleva el nombre de Panamá porque fue detectada allí por primera vez, aniquiló la banana más exportada en los años 50, la variedad Gros Michel.

El mal de Panamá es causado por el hongo Fusarium oxysporum. Es un patógeno muy difícil de combatir porque nace en la tierra y se propaga muy fácilmente con el agua y las partículas de barro, especialmente gracias a zapatos sucios, ropa y herramientas sucias. El mal no puede ser controlado con fungicidas.
Plantas de banano infectadas por el hongo Fusarium oxysporum


Tras la desaparición de la banana Gros Michel, los productores se centraron en otra especie llamada Cavendish, más pequeña y menos sabrosa, pero más resistente y también más apta para exportaciones al no ser tan susceptible a golpes.

Sin embargo, las bananas Cavendish no son resistentes a variantes del hongo denominadas TR4 o raza tropical 4.

La remota plantación que podría tener la clave para ganar la batalla y salvar las bananas del mundo
Pruebas en Filipinas

¿Podría el método de Kema ser aplicado a mayor escala, incluso en América Latina?

"Potencialmente sí, la plantación en sustratos ya se usa mucho en horticultura, por ejemplo en tomates y pepinos", señaló el patólogo vegetal a BBC Mundo.
Lana de roca


"Creo que este método tiene mucho potencial y permitirá evitar pérdidas por enfermedades o pestes".

"Podría contribuir al manejo del mal de Panamá y de otras enfermedades transmitidas por el suelo que amenazan la producción mundial".

Chiquita, la empresa suiza de producción y distribución de banano, expresó interés en el trabajo de Kema.

"Realizamos una prueba en Filipinas en estrecha colaboración con Chiquita", señaló Kema a BBC Mundo.

"Esperamos realizar otros tests, aún no hemos decidido donde. Y nos interesaría mucho hacer pruebas en alguna región del mundo afectada por el hongo TR4".

martes, 19 de febrero de 2019

La arena producto del deshielo puede convertirse en una alternativa económica más para Groenlandia
abc.es

Las reservas mundiales de arena se han agotado rápidamente en las últimas décadas porque su demanda no para de crecer

La arena producto del deshielo puede convertirse en una alternativa económica más para Groenlandia



Un grupo internacional de investigadores ha identificado una oportunidad económica imprevista para Groelandia: exportar arena y grava al extranjero, donde hay una gran demanda de materias primas para infraestructura, dado que a medida que el cambio climático derrite los glaciares deposita más sedimento fluvial en sus orillas.

La solución poco convencional, pero potencialmente lucrativa, fue desarrollada por científicos de la Universidad de Colorado (CU, por sus siglas en inglés), en Boulder, Estados Unidos; la Universidad de Copenhague, en Dinamarca; la Universidad Estatal de Arizona y la Escuela de Diseño de Rhode Island, en Estados Unidos. Sus hallazgos fueron se han publicado recientemente en la revista Nature Sustainability.

«El deshielo de la capa de hielo de Groenlandia aporta una enorme cantidad de sedimentos a la costa», explica la investigadora Mette Bendixen, del Instituto de Investigaciones Árticas y Alpinas de CU Boulder (INSTAAR, por sus siglas en inglés) y científica de la Fundación Carlsberg. «El 8% de la contribución anual de sedimentos entregada a los océanos globales proviene de la capa de hielo de Groenlandia y, debido al continuo calentamiento global, se espera que este número aumente», agrega.

Groenlandia ha buscado diversificar su economía durante años a través de la minería, la extracción de petróleo y el turismo, pero el progreso ha sido lento; el país todavía informa de una tasa de desempleo del 10% y un déficit de ingresos persistente.

Simultáneamente, las reservas mundiales de arena se han agotado rápidamente en las últimas décadas, mientras que la demanda solo ha aumentado gracias a la urbanización global y las inversiones en infraestructura. El estudio estima que la cantidad de arena entregada a la costa de Groenlandia cada año tiene un valor de mercado equivalente a más de la mitad del producto interno bruto de Groenlandia (2.220 millones de dólares en 2015) y se espera que dicho valor se duplique dentro de los próximos 25 años si los precios de la arena siguen subiendo.

Sin embargo, la explotación de la arena podría ser controvertida, ya que potencialmente interferiría con el prístino paisaje ártico. El estudio recomienda una evaluación cuidadosa del impacto ambiental y la implementación en colaboración con la sociedad groenlandesa.

«Si Groenlandia se va a beneficiar con la extracción de arena, debemos crear conciencia sobre el recurso tanto a nivel local como global -apunta uno de los autores del trabajo, Minik Rosing, profesor del Museo de Historia Natural de Dinamarca de la Universidad de Copenhague-. El pueblo de Groenlandia debe ser parte de esto. Groenlandia tiene una legislación de recursos rigurosa y las autoridades y la industria deben colaborar para minimizar los posibles impactos negativos de la extracción del medio ambiente».


martes, 5 de febrero de 2019

ARGENTINA

La deforestación ilegal en Chaco dejó más de 50 mil hectáreas arrasadas
perfil.com

Desde Greenpeace marcan que es una de las causas de las inundaciones. La disputa entre la ONG y el gobierno provincial.




La foto del presidente Mauricio Macri recorriendo en helicóptero las zonas inundadas de Chaco junto al gobernador Domingo Peppo es una de las imágenes que grafican la preocupación en la provincia no sólo por dichas inundaciones, sino también por una de sus principales causas: la deforestación ilegal. Es que la provincia del norte argentino ocupa por tercer año consecutivo el primer lugar entre las que más destruyen sus bosques nativos, según el último informe de Greenpeace, que además señala que más de la mitad de estos desmontes se realizaron de forma ilegal. Chacho junto a Santiago del Estero, Salta y Formosa concentran el 80% de la deforestación argentina y entre ellos se disputan el podio de las provincias más desmontadoras. Según señala dicho informe, durante la gestión del gobernador chaqueño, unas 103.908 hectáreas fueron destruidas entre 2016 y 2018, de las cuales 54.327 eran zonas protegidas por la Ley de Bosques. La organización ambientalista culpa al gobernador Peppo por colaborar con los empresarios agropecuarios aprobando tres disposiciones durante su gestión para permitir los desmontes. "Chaco ha ideado un sistema administrativo por el cual desde el Gobierno podían autorizar desmontes en zonas donde la Ley de Bosques no lo permitía, es decir, zonas que estaban categorizadas amarillo, donde sólo se puede hacer uso sustentable y no se permiten desmontes, se le podía cambiar la categoría a verde directamente a pedido del propietario. Así pasó en 67 casos. Se estaba implementando de manera sistemática", señaló a PERFIL la coordinadora del área de campañas de Greenpeace, Noemi Cruz. Por las inundaciones, el gobernador chaqueño Peppo reconoció una "situación de desastre" Ante esta acusación, el subsecretario de Ambiente provincial, Luciano Olivares, explicó a PERFIL que hay diferencias en cuanto al número de casos, ya que desde el gobierno provincial se aprobaron 53 cambios de categoría sobre los 100 pedidos que les llegaron. "Un expediente cuando entra al Estado transita un proceso largo y puede ser que en la parte de participación ciudadana u otro punto no se autoriza. Por ahí la confusión pasa por eso. Aunque puede ocurrir que se hayan ejecutado desmontes en forma ilegal, sin la autorización del Estado. Nosotros autorizamos 53", manifestó.

"A partir del 2012 empezó el interés de algunos particulares de cuestionar la categoría de conservación que se les fue asignada y empezaron a presentar solicitudes. Nos encontramos en un punto en el que hay que buscar el equilibrio entre los que justificadamente están reclamando un cambio y aquellos que sólo se están aprovechando de la situación. Por eso, sancionamos las disposiciones para regular los pedidos que teníamos. Era para que presenten más argumentos de por qué pedían el cambio de categoría", añadió.


deforestacion chaco 30012019

En ese sentido, el funcionario dijo que en 2018 advirtieron un crecimiento de estos pedidos y se suspendió la posibilidad de presentaciones. Luego, Domingo Peppo sacó un decreto en el que derogó las tres disposiciones que permitían estas solicitudes y llamó a las ONGs a armar una mesa de diálogo y a participar del proceso de actualización del Ordenamiento Territorial de los Bosques Nativos (OTBN) "para brindar un informe real de cuál es la situación en el Chaco y qué sustento existe para llevar adelante los procesos". "El ordenamiento que se hizo en la provincia de Chaco pudo haber tenido errores. Hoy hay un mapeo donde te dice la capacidad de suelos, en ese momento no estaba esa información. Nos debemos un ordenamiento correcto que le de respuestas a todas las partes", manifestó Olivares sobre esta medida del gobernador. De todas maneras, desde Greenpeace no están del todo conformes. "A su vez pedimos que se paralizaran los desmontes que están en ejecución. Eso no se hizo", expresó Cruz. Miles de evacuados y pérdidas millonarias: las cifras de las inundaciones Y agregó: "Estamos trabajando para que el OTBN y su actualización del ordenamiento territorial no implique un retroceso en el cambio de categorías. La ley permite que se pueda cambiar la categoría pero sólo para otorgar un mayor estatus de conservación, no para un detrimento". Por su lado, desde el gobierno provincial también cuestionan los datos de la ONG y de la secretaría de Ambiente de la Nación: "La metodología de cálculo considera pérdida de bosques a cualquier intervención en el bosque nativo. Por ejemplo, en zonas donde los productores tienen proyectos ganaderos, no agrícolas, y donde lo que hacen es sólo intervenir la parte baja del bosque para que entre el ganado. Pero no se eliminan los árboles, para nosotros eso no es pérdida de bosque. Hay un 20% o 30% de sus cifras que se refieren a eso, y por eso hay confusión".


deforestacion chaco 30012019


Más allá de la explicación, desde Greenpeace piden la reforestación y restauración de los bosques desmontados ilegalmente: "Sobre eso no hemos tenido respuesta y es algo que la ley determina. El que está obligado a reforestar es el que destruyó, o sea el propietario de la tierra". Desde el Gobierno concuerdan con esa idea pero quieren una normativa más firme para "que cada uno que no haya hecho las cosas como corresponde, que lo restaure". Un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ubicó a Argentina entre los diez países que más desmontaron entre 1990 y 2015: se perdieron 7,6 millones de hectáreas (el tamaño de la provincia de Entre Ríos). ¿Las inundaciones son una consecuencia de la deforestación? Esta pregunta generó versiones distantes de las partes en conflicto. Desde Greenpeace expresaron que "la pérdida de la cobertura vegetal implica mayor escurrimiento superficial del agua que cae". "En el caso de las zonas enormes desmontadas, hay mayor escurrimiento y mayor inundación. Está comprobado que las pasturas y la soja no infiltran tanto como un bosque nativo. Coinciden las zonas de inundaciones con las zonas de mayor deforestación. Es un punto crítico", expresó Cruz.

deforestacion chaco 30012019

Sin embargo, Olivares respondió que es un problema histórico de Chaco y no ve una injerencia clara de la deforestación en las inundaciones. "Chaco está ubicada en una zona de transición entre varios climas. Por eso hay temperaturas altas y bajas, con grandes precipitaciones y también sequías. En algunos lugares de la provincia hay un déficit hídrico y en otras partes están tapados de agua. Además, estas inundaciones también ocurrieron en los 70', en 1984 y 1985. Las zonas que se inundaron ahora, en la parte sudoeste al límite con Santa Fe, cada 3 años se inundan porque está en una especie de plato donde el agua no tiene para donde escurrir", argumentó. El relato desesperado de un productor chaqueño inundado "El desmonte es uno de los crímenes más graves. Tiene impactos irreversibles como la pérdida de la biodiversidad, principalmente se pierde el hábitat y con ello los animales y la fauna que vive allí, que la mayoría está en peligro de extinción como el yaguarete, tatú carreta, oso hormiguero, loro hablador, tortuga terrestre, iguana, entre otros", añadieron desde la ONG. Desde el gobierno provincial no niegan que "toda intervención del hombre en el bosque tiene su impacto en la fauna y flora", sin embargo, aclaron que "tampoco es que la topadora pasa por arriba a los animales, ellos se desplazan a los más de 5 millones de hectáreas de bosque que hay en Chaco".


deforestacion chaco 30012019

Otro de las problemáticas en cuestión son las comunidades indígenes. En Greenpeace dicen que los desmontes coinciden con la zona de vida de esas comunidades (Wichís, Qom), mientras que desde Ambiente aseguran que no es así. "Cuando se desmonta, en muchos casos , se los deja sin posibilidades de subsistencia y de reproducir su cultura. Se están produciendo desalojos de facto ya que no se está cumpliendo con la ley de reconocimiento y relevamiento de tierras", dijo Cruz. "Cuando se habla del Impenetrable Chaqueño (de 4 millones de hectáreas), las comunidades aborígenes están ubicadas en el lado noreste, casi el límite con Formosa. Y los desmontes se están dando en la zona oeste, límite con Santiago del Estero. Es cierto que hay un choque entre la comunidad aborigen y los productores. Pero también hay comunidades aborígenes que viven de la producción, como sembrar el quinto cultivo (melón, sandía, zapallo). Es más, tuvimos un reclamo de un frente aborigen que nos reclamaba semillas", expresó Olivares. "Chaco Gualamba - la última oportunidad" Esta problemática despertó el interés como para hacer un documental para concientizar sobre la deforestación en el Gran Chaco Argentino. La producción de Fundación Vida Silvestre Argentina y Timbó Films, más la dirección de Marcelo Viñas, ya puede ser vista de forma gratuita y online. "Chaco Gualamba, la última oportunidad” invita a reflexionar sobre la situación actual del Gran Chaco, una de las principales ecorregiones de nuestro país que viene sufriendo la pérdida sostenida de su patrimonio natural y cultural a causa del uso no planificado de los recursos y el avance de la frontera agropecuaria, ubicándose hoy en día entre los 11 lugares más deforestados del mundo.

deforestacion chaco 30012019

El Gran Chaco Americano es la ecorregión boscosa más extensa del continente americano después del Amazonas. Se extiende en Argentina, Paraguay y Bolivia y ocupa más de 100 millones de hectáreas, de las cuales el 60% se encuentra en nuestro país abarcando las provincias de Chaco, Santiago del Estero, Formosa, norte de Santa Fe, Córdoba y San Luis, este de Salta, Tucumán, La Rioja, Catamarca, y el oeste de Corrientes. Esta inmensa ecorregión, dueña de una biodiversidad única, alberga más de 3400 especies de plantas, 500 especies de aves, 150 especies de mamíferos, 120 de reptiles y aproximadamente 100 de anfibios, que se encuentran en grave peligro.


jueves, 31 de enero de 2019

El cambio climático impacta a las aguas subterráneas
tendencias21.net

En un siglo, más de 2.000 millones de personas notarán sus efectos sobre el agua potable

En 100 años empezaremos a notar el impacto del cambio climático en las aguas subterráneas, la mayor reserva de agua dulce de la Tierra de la que más de 2.000 millones de personas obtienen su agua potable.


Imagen: Stefan Schweihofer.


Los efectos de los cambios climáticos actuales en las aguas subterráneas de la mayoría de las regiones del mundo se manifestarán en el transcurso de los próximos 100 años. Las consecuencias afectarán a las generaciones posteriores.

A esta conclusión ha llegado un equipo de investigación internacional, incluidos los científicos del Centro Leibniz para la Investigación Marina Tropical (ZMT) en Bremen, Alemania). Los investigadores han determinado con qué rapidez reacciona el agua subterránea a los cambios climáticos.

El cambio climático y sus consecuencias inmediatas, ya perceptibles, como el derretimiento de los casquetes polares o el blanqueo de los corales, son frecuentemente el foco de atención del público. Hasta el momento, se ha prestado menos atención a un riesgo oculto en las profundidades del terreno. Las aguas subterráneas también se ven afectadas por el cambio climático.

Un proceso lento

El agua subterránea se alimenta principalmente de la lluvia que se filtra en el suelo y se almacena allí. Lentamente, a menudo solo a una velocidad de unos pocos metros por año, el agua fluye hacia arroyos, ríos, lagos o, directamente, hacia el mar.

Hay varios factores que influyen en las propiedades de estos sistemas de aguas subterráneas: la composición de la superficie terrestre, o la pendiente del terreno. Estos determinan con qué rapidez se intercambia el agua. 

En este estudio, científicos europeos, norteamericanos y australianos compilaron conjuntos de datos globales sobre las características de los sistemas de agua subterránea. Utilizando modelos de simulación, calcularon los tiempos de respuesta de los sistemas a un aumento o reducción del suministro de agua, como se espera en el contexto del cambio climático.

El resultado fue que, en muchas áreas, el impacto del cambio climático en las aguas subterráneas solo se notará dentro de 100 años o más.

Recogida de agua de un pozo en Kerala, al sur de la India. Imagen: Hasta Oehler, ZMT.


Dependiendo de su composición, un sistema de agua subterránea puede amortiguar las fluctuaciones en el suministro de agua en diversos grados. En regiones secas, el lapso de tiempo es particularmente largo. Allí, el nivel del agua subterránea es generalmente profundo en la tierra, el intercambio con la superficie terrestre es bajo.

"El problema radica en el largo tiempo de reacción de los sistemas de agua subterránea", explica Nils Moosdorf, geocientífico del ZMT y uno de los autores del estudio, en un comunicado. "Los sistemas de agua subterránea tienen una ‘memoria’ que puede convertirse en una bomba de tiempo ecológica. Lo que les sucede hoy proyecta su sombra hacia el futuro y afecta las condiciones de vida de nuestros bisnietos".

El agua subterránea es la mayor reserva de agua dulce de la Tierra y, de ella, más de dos mil millones de personas obtienen su agua potable. El cambio climático, la sobreexplotación y la creciente población mundial plantean grandes desafíos para la gestión sostenible de los recursos hídricos, especialmente en las regiones costeras. Los resultados del estudio son de gran importancia para los planes de gestión correspondientes.