martes, 12 de noviembre de 2019

Preocupación mundial por la Franciscana, un delfín que habita en la costa argentina
infobae.com

Más de 40 especialistas de todo el mundo se reunieron en Argentina con el objetivo de trabajar en pos de la urgente conservación de este cetáceo, considerado el más amenazado de América del Sur

El delfín Franciscana es un mamífero marino que habita exclusivamente en las costas de Argentina, Brasil y Uruguay y al que se lo considera el cetáceo más amenazado de América del Sur (Mundo Marino)


Más de 40 especialistas de todo el mundo se reunieron en Argentina con el objetivo de trabajar en pos de la urgente conservación del delfín franciscana, un mamífero marino que habita exclusivamente en las costas de Argentina, Brasil y Uruguay, y al que se lo considera el cetáceo más amenazado de América del Sur.

Aunque en una primera instancia, las cifras de las actuales poblaciones no es lo que más preocupa (se estima que en la región la población ronda los 25.000 o 30.000 individuos) sí sus proyecciones de sostenibilidad. Entre Argentina, Brasil y Uruguay se calcula que mueren anualmente 3000 delfines de esta especie.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), califica el estado de conservación de las franciscanas como “vulnerable” y estudios recientes estiman que no ha disminuido la mortalidad a escala regional y que algunas de sus poblaciones podrían desaparecer en la próxima década.

La población de esta especie ronda los 25.000 o 30.000 individuos (Hernán Coria)


Para Barbara Taylor, consultora de la UICN para la evaluación de status de la Lista Roja, “el mundo de la conservación está preocupado por la Franciscana” y agregó que “en todo el planeta estamos teniendo problemas con pequeños cetáceos muriendo en las redes de pesca. Es un problema muy difícil de resolver en cualquier lugar, y también un problema difícil aquí con la Franciscana.” Por último, manifestó: “No tenemos derecho a dirigir a las especies a la extinción, esto es un imperativo moral”.

Por su parte, Phil Miller, del Conservation Planning Specialist Group de la UICN manifestó que “debemos ser muy cuidadosos sobre cómo manejamos estas poblaciones, y ser muy proactivos para determinar las mejores prácticas para el futuro de la conservación de la especie”, y agregó: “Tenemos que ser más proactivos y reactivos para no encontrarnos en una situación en que queden 30 animales y no sepamos lo suficiente como para intervenir con éxito”.

Se calcula que mueren anualmente 3000 delfines de esta especie. (Mundo Marino)


Una de las razones por las cuales este mamífero marino se encuentra particularmente expuesto a la amenaza del hombre se debe a que es un cetáceo que habita sólo en aguas de zonas costeras que no superan los 30 o 35 metros de profundidad. Esto lo expone tanto a la amenaza de la pesca incidental, como a la contaminación química y acústica.

Por otra parte, un estudio liderado por el biólogo argentino Pablo Denuncio, del grupo de Investigación sobre Biología, Ecología y Conservación de mamíferos marinos de la Universidad Nacional de Mar del Plata, mostró que el 30% de los animales de esta especie analizados en la región bonaerense había ingerido accidentalmente basura marina.

Según los datos de la Fundación Mundo Marino se detectó un preocupante aumento del número de Franciscanas varadas entre los años 2016 y 2018 (139 animales), en comparación al promedio anual registrado desde 1987 hasta ese momento.

“Es muy importante difundir lo que viene ocurriendo con la Franciscana, porque si bien es un animal emblemático de esta zona, la comunidad la conoce muy poco. De esto también se trató este taller, de fortalecer las líneas de investigación y estrategias de educación ambiental, sobretodo para que todos los grupos especialistas regionales e internacionales puedan empezar a trabajar de forma coordinada a favor de esta especie”, puntualizó Sergio Rodríguez Heredia, biólogo y jefe del Centro de Rescate y Rehabilitación de la Fundación Mundo Marino.

Lorenzo von Fersen, presidente de la organización Yaqu Pacha, manifestó que “tenemos que evaluar el efecto del baycatch: cuántos animales están terminando en redes de pesca por año. No estamos en contra de la pesca, el tema es que cuando comienza a no ser sustentable para la población de franciscanas, que todo indica que es así, entonces hay que empezar a abrir los ojos y ver qué hacer. Una de las estrategias de mitigación es cambiar el arte de pesca o utilizar alarmas acústicas en las redes.”

Por su parte, Eduardo Secchi, investigador del Laboratorio de Ecología y Conservación de Fauna Marina de la Universidad Federal do Rio Grande, Brasil, explicó que los primeros registros científicos de pesca incidental de la Franciscana fueron realizados en la década del 40 en Uruguay y que no han dejado de crecer desde entonces, y que todo indica que la población en la región experimenta un creciente declive y va rumbo a la extinción. “La Franciscana es la única representante de la familia Pontoporiidae, por lo tanto si se extingue perderemos todo un linaje evolutivo, lo que significa una pérdida incalculable para la biodiversidad del planeta”, expresó Secchi.


Objetivo e Instituciones participantes

A raíz de la creciente preocupación del estado de vulnerabilidad del delfín Franciscana (Pontoporia blainvillei), entre los días 4 y 6 de noviembre se llevó a cabo el primer Workshop Franciscana 2019 en la localidad de San Clemente del Tuyú.

La actividad organizada por la Fundación Mundo Marino y liderada por la ONG internacional Yaqu Pacha contó con la presencia de expertos de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), del Programa Vaquita CPR del National Marine Mammal Foundation (NMMF), de representantes de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación y de la Dirección de Actividades Pesqueras y Acuicultura de la Provincia de Buenos Aires, representantes de ONGs locales y regionales, además de investigadores especialistas en la especie de Argentina, Brasil, Uruguay, Francia, Holanda, México, Alemania y Estados Unidos.

El taller tuvo como objetivo aunar esfuerzos para revisar datos poblacionales sobre el delfín Franciscana, definir información prioritaria faltante, analizar amenazas comunes e intercambiar conocimiento médico-veterinario para la rehabilitación y tratamiento de estos animales en casos de varamientos o captura accidental en redes de pesca.

Participaron: Aiuká; Associação R3 Animal; Aquarium of the Pacific - AZA; Centro Austral de Investigaciones Científicas, Centro Nacional Patagónico del CONICET; Secretaría de Gobierno de Agroindustria de la Nación; Conservation Specialist Planning Group de la IUCN; DINARA; Dirección de Actividades Pesqueras y Acuicultura de Provincia; Dolphin Quest; Fundación Aqua Marina; Fundación Mundo Marino; GEMARS; INIDEP; Instituto de Oceanografía de la Universidade Federal do Rio Grande/FURG; KAOSA; Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable; Mote Marine Laboratory; Museo Argentino de Ciencias Naturales; National Marine Mammal Foundation; Tiergarten Nuremberg; VaquitaCPR; Guardaparques Reserva Natural Bahía Samborombón; OPDS - Reserva Natural Rincón de Ajó; San Francisco State University; Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable; National Marine Fisheries Service - NOAA; Dirección Provincial de Flora y Fauna; Universidad de la República; Universidad Nacional de Mar del Plata; Yaqu Pacha y representantes de la comunidad local.


lunes, 11 de noviembre de 2019

Plantación masiva de árboles: ¿es la solución al cambio climático?
infobae.com

Los bosques maduros ayudan a mitigar la crisis climática al absorber el dióxido de carbono de la atmósfera a través de la fotosíntesis. Pero existen advertencias sobre las plantaciones en gran escala

Los bosques proporcionan oxígeno, previenen la erosión de la tierra, reducen la temperatura, protegen el suelo, ayudan a conservar el agua y ralentizan la escorrentía de agua evitando inundaciones


Los bosques templados junto a otros ecosistemas como los océanos son uno de los principales sumideros de carbono. Se los considera depósitos naturales de dióxido de carbono, uno de los gases efecto invernadero, porque lo capturan de la atmósfera y lo almacenan, reduciendo así su concentración en el aire.

Las especies arbóreas de crecimiento rápido como el álamo, el sauce o el abedul, por lo general absorben poco carbono, mientras que las de maderas duras que tienen crecimiento más lento almacenan más carbono durante más tiempo. En la etapa de madurez de los árboles el carbono representa en promedio el 20% del peso de cada ejemplar.

Según estudios realizados por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los bosques del planeta y la materia orgánica de sus suelos absorben cada año aproximadamente 2000 millones de toneladas de dióxido de carbono.

Amy Austin, ecóloga e investigadora de Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), observó en sus investigaciones sobre plantaciones de pino exótico en la región patagónica, que ya tienen cuarenta años de antigüedad, que su capacidad de almacenaje de carbono es menor a la de los árboles de los bosques nativos.

Además de ser esenciales para el ciclo de carbono, los aliados del cambio climático tienen otras funciones indispensables para sostener la vida en el planeta. Proporcionan oxígeno, previenen la erosión de la tierra, reducen la temperatura, protegen el suelo, ayudan a conservar el agua y ralentizan la escorrentía de agua evitando inundaciones. Son el hábitat de millones de especies, entre ellas aves, insectos y mamíferos, y contribuyen a la seguridad alimentaria proporcionando alimentos como frutos secos, frutas y hojas tanto para el consumo humano como animal.

Para limitar el aumento de temperatura a 1,5 °C para 2050, se necesitarían un millón de hectáreas adicionales de árboles.


El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), considera que para limitar el aumento de temperatura a 1,5 °C para 2050, se necesitarían un millón de hectáreas adicionales de árboles. Pero hay que prestar especial atención a una correcta gestión para incrementarlos, ya sea con la repoblación forestal, plantar nuevos árboles, o con la reforestación, volver a plantar en zonas deforestadas. Es primordial proteger los bosques del planeta evitando la destrucción o degradación de la materia boscosa, la tala indiscriminada de especies y los incendios.

Un estudio elaborado por un equipo internacional de cincuenta científicos de varios países que fue publicado recientemente en la revista científica “Science”, pide “máxima prudencia” a la hora de sopesar la plantación masiva de árboles como solución al cambio climático. 

“Una plantación masiva de árboles en pastizales y sabanas, aparte de los problemas para la biodiversidad, generaría paisajes muy homogéneos e inflamables que tarde o temprano acabarían siendo pasto de grandes incendios”, indica uno de los autores del estudio, Juli Pausas, doctor en biología por la Universidad de Barcelona, e investigador del Centro de Investigaciones sobre Desertificación (CIDE), en Valencia, España.

Además de plantar árboles se requiere acelerar la eliminación de los combustibles fósiles de la economía mundial


Para Vicky Temperton, ecóloga de la Universidad de Leuphana, en Alemania, también coautora de la investigación, “La restauración ecológica podría contribuir en gran manera a la solución de problemas ambientales, siempre y cuando se restauren no sólo bosques, sino también otros ecosistemas tales como pastizales, sabanas, matorrales y turberas”.

La idea de plantar árboles en forma masiva no nos puede distraer de lo que es verdaderamente importante. Acelerar la eliminación de los combustibles fósiles de la economía mundial.


martes, 22 de octubre de 2019

COREA DEL SUR

Innovación coreana: Una bici senda cubierta por paneles solares
abcdiario.com.ar

Con éste proyecto los ciclistas se protegen del sol y a la vez se produce energía renovable.


La implementación del plan de energía renovable en Corea fue inaugurado en 2015, pero en el último tiempo ha sido popularizado en YouTube, al ser un modelo para el resto de países, que quieren innovar en producción energética.

El video muestra un trayecto de más de 30 kilómetros, entre las localidades coreanas de Sejong y Daejeon, donde se construyó una bici senda cubierta con paneles solares.


Innovación coreana: Una bici senda cubierta por paneles solares

De esta manera, los ciclistas pueden protegerse del abrasador calor del verano, y al mismo tiempo los paneles solares producen energía para la iluminación de la carretera, y para los puestos de carga de vehículos eléctricos.

Sin dudas Corea del Sur, es un país conocido mundialmente por sus avances tecnológicos, y en esta oportunidad se suma a la innovación, la concientización respecto a la producción de energía amigable con el medio ambiente.

Éste tipo de iniciativas está siendo estudiada por organizaciones ambientalistas, para ser implementadas en Europa en el futuro cercano.


martes, 15 de octubre de 2019

2050, el año en que viviremos en ciudades verticales a las que accederemos con drones
vozpopuli.com

Este tipo de infraestructuras tendrán más de un kilómetro de altura con diferentes niveles de entradas

El despacho de arquitectura con sede en Londres, AMBS architects, desarrolla el concepto de ciudad vertical, una tendencia futura que impactará en el desarrollo de las grandes ciudades gracias a los drones.

Se trata de convertir rascacielos kilométricos en urbes con todos los servicios que hoy en día disfrutamos a pie de suelo, a escala horizontal. La ventaja según el despacho, que tiene al arquitecto español Marcos De Andrés como socio, es que se descongestionará el suelo de las ciudades. Crecerán en altura, no en superficie. Incluso, podrían hacer que los actuales núcleos urbanos se contrajeran para iniciar su crecimiento hacia arriba.

Farmacias, cines, gimnasios, talleres, supermercados, hospitales, tiendas de ropa... La idea es que todos estos servicios, y aquellos otros que podamos imaginar, se encuentren integrados en estas estructuras. Podríamos llegar a nacer y morir sin haber tocado jamás el suelo.

Un acercamiento a este concepto se encuentra en la Dubai City Tower, sita en el país que le da nombre. Con más de 800 metros de altura y un ascensor bala para moverse por los distintos niveles, obtiene la energía necesaria a través de paneles solares y del viento que a esas alturas azota las paredes de la estructura

Planta de una ciudad vertical, con un dron en el fondo (fotomontaje)

Drones
Los ciudadanos se servirán de drones para moverse por las distintas alturas del edificio, para visitar otros rascacielos a visitar familiares o amigos, o para salir al campo.

Los drones ya se utilizan, por ejemplo, para poner multas por infracciones en carretera en España (Guardia Civil) y la industria asegura que en los próximos años se desarrollarán aeronaves de este tipo con capacidad de transportar humanos de forma segura. Autobuses en el cielo, en algunos casos sin conductor. La consultora Oliver Wyman asegura que esto no será una realidad hasta 2050, momento en el que los drones representarán un 10% del mercado aeronáutico.

El proyecto
El despacho londinense contempla que cada rascacielos tenga más de 1 kilómetro de altura que formarán distintos barrios verticales en su interior. Para poner todo en contexto, basta con fijarse en la altura de la Torre de Cristal, el edificio más alto de Madrid. Mide 250 metros, cuatro veces menos.

"Este nuevo concepto, en el que se unen la innovación arquitectónica y el transporte aéreo, permitirá a los habitantes disfrutar de la ciudad y del mundo rural en un espacio de tiempo muy corto. El contacto con la naturaleza y la vida en el campo creará generaciones en absoluta y total consonancia con la urbe y el medio ambiente", explica Marcos De Andrés, de AMBS arquitects.

En el centro de cada edificio se situarán las estaciones de drones encargadas de dar el servicio de movilidad, complementadas por una red de ascensores. El usuario reclamará los drones cuando necesite ser transportado a un lugar concreto. En ese momento una unidad se desplazará a su casa para recogerle y llevarle donde necesite. También habrá opción de ir andando en el caso de distancias cortas, dado que los edificios estarán conectados entre sí a través de una red de pasarelas cubiertas.

"Conquistar el espacio aéreo de las ciudades tendrá efectos de gran alcance. Primero cambiará la arquitectura de los edificios, las urbes y, en última instancia, a nosotros mismos. La composición socioeconómica de las ciudades será diferente e intercambiable", explica De Andrés.

viernes, 20 de septiembre de 2019

Este gráfico animado muestra la fotosíntesis a gran escala en el mundo
ticbeat.com

Portada fotosíntesis


A la actividad de las plantas le debemos el aire que respiramos. De hecho, los propios humanos y otros animales no podríamos existir de no hacerlo la vegetación más simple. El cartograma de hoy registra a escala la productividad de las plantas a nivel global.

Sin la conversión de dióxido de carbono en compuestos orgánicos, las cadenas alimenticias enteras dejarían de existir. Por eso el cambio climático, la deforestación masiva del planeta, los incendios en Siberia o el Amazonas o el galopante ritmo de extinción de numerosas especies vegetales -a una velocidad hasta 500 veces mayor que antes de la Revolución Industrial– son noticias tan preocupantes que debemos empeñarnos en cambiar.

Aunque no puedas apreciar a simple vista la fotosíntesis como proceso catalizador de la vida, sí puedes comprobar sus resultados a gran escala en el mundo a través del cartograma que te traemos hoy. Este gráfico ha sido creado por el geógrafo Benjamin Hennig de Worldmapper, y representa los ciclos en curso en la productividad de los sistemas ecológicos de todo el mundo.

Junto con Yadvinder Malhi de la Universidad de Oxford, ambos investigadores calcularon el valor neto diario de la fotosíntesis durante un intervalo de 8 días de observaciones satelitales, y extrapolaron las tendencias durante un año.

El resultado? Un patrón de productividad primaria bruta (GPP), la cantidad neta de energía producida por las plantas terrestres durante la fotosíntesis, la cual, de un modo casi poético, se asemeja a la impresión rítmica de un “latido del corazón"

Aunque toda la biosfera aprovecha la energía del sol, existen grandes variaciones en función de la región y la estación. Por ejemplo, las áreas desérticas como el Sahara o el Outback australiano ocupan áreas de productividad relativamente baja en el mapa.

El bioma de la taiga, un bosque boreal hecho de árboles coníferos como los pinos, representa casi un tercio de la cubierta forestal del mundo. Dado que las áreas boreales más grandes se encuentran en Rusia y Canadá, su productividad se reduce drásticamente en las épocas más frías. 

Cuando estas áreas se desaceleran debido a las temperaturas bajo cero, sus vecinos tropicales del sur hacen el trabajo pesado.

Los dos bosques mas grandes del mundo -el amazónico en América del Sur y el del Congo en África central- actúan como “sumideros de carbono” cruciales, atrapando el carbono que de otro modo se convertiría en CO2.

Gráficos como este, además de un importante atractivo visual, nos enseñan por qué deberíamos alarmarnos ante la deforestación, nos recuerdan la importancia de que cambiemos de sistema de economía y consumo y que nos sumemos a la participación activa contra el cambio climático.

Como contrapunto positivo, cabe destacar que desde la década de 1990, la tasa de pérdida neta de bosques ha disminuido casi a la mitad. Eso los progresos son diferentes según la región.

miércoles, 18 de septiembre de 2019

COSTA RICA

País con 8 mil hectáreas certificadas de agricultura orgánica
laregion.cr

Más de 100 productores orgánicos certificados o en proceso de transición, junto a técnicos e investigadores, intercambian experiencias innovadoras e información en el VII Encuentro Nacional de Productores, Experimentadores e Investigadores en Producción Orgánica, con el propósito de mejorar la competitividad de pequeños y medianos productores en Costa Rica.



Según datos de la Unidad de Acreditación y Registro en Agricultura Orgánica (ARAO) del Servicio Fitosanitario del Estado, para el 2018 se contabilizaron más de ocho mil hectáreas certificadas orgánicas. Lo anterior equivale a dos mil quinientas personas productoras que optaron por una certificación orgánica.

“Un reto que tenemos que asumir es el de acercarnos más al consumidor. Necesitamos informarle mejor y convencerle de que exija productos orgánicos certificados. Cuanto más y mejor informados estén los consumidores sobre el proceso de la producción orgánica y los beneficios, habría mayor y mejor demanda, lo que impactaría positivamente al sector”, expresó la Viceministra de Agricultura y Ganadería, Ana Cristina Quirós Soto.

En el VII Encuentro Nacional de Productores, Experimentadores e Investigadores en Producción Orgánica, el cual se realiza el 17 y 18 de setiembre, se analizarán los principales retos que enfrenta el sector, dentro de los que destacan la regulación de la comercialización de productos orgánicos en los puntos de venta y la concientización al consumidor.

“La agricultura orgánica representa un compromiso que como sociedad debemos tener con nuestro país, es una oportunidad para promover un bienestar en la salud de la población, garantizar la seguridad alimentaria y nutricional, generar empleos verdes y avanzar en los compromisos climáticos que Costa Rica se ha planteado”, comentó Víctor Milla Quesada, Representante Oficial de Programas de la FAO en Costa Rica.

Además, mediante plenarias se compartirán nuevos conocimientos y herramientas para implementar en la producción orgánica en temáticas relacionadas con el uso del suelo y nutrición de cultivos, manejo y combate de plagas y enfermedades, semillas, adaptación y mitigación al cambio climático, normas y certificaciones; mercadeo y comercialización.

El encuentro nacional es organizado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), en conjunto con el Programa de Investigación y Transferencia de Tecnología Agropecuaria en Producción Orgánica de Costa Rica (PITTA-PO), el Departamento de Producción Orgánica y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).


lunes, 16 de septiembre de 2019

Musgos antárticos podrían ser claves para mejorar la respuesta al cambio climático en cultivos
elmostrador.cl

Expertos desarrollan investigación que busca identificar mecanismos que permiten a musgos antárticos tolerar condiciones extremas como altas temperaturas, rayos ultravioleta y menor cantidad de agua. Estos mecanismos podrían ser incorporados en cultivos y mejoras su eficiencia bajo condiciones de cambio climático.

Musgos antárticos podrían ser claves para mejorar la respuesta al cambio climático en cultivos


El Cambio Climático y sus efectos ha sido el foco de investigación de un grupo de científicos del Centro para el Desarrollo de la Nanociencia y Nanotecnología (Cedenna). En ese contexto, identificaron musgos con altos niveles de tolerancia a condiciones climáticas adversas, lo cual podría transformarse en la solución para los cultivos del futuro.

Ventajas de los musgos

El doctor en Ciencias Biológicas e integrante de Cedenna, Gustavo Zúñiga, lleva al menos dos décadas estudiando el comportamiento de plantas en Antártica, pero en los últimos años se ha concentrado en un grupo en particular. “Los musgos son plantas más primitivas que los cultivos, tienen la ventaja de perder sobre el 90% de su agua, permanecer secos por largos períodos, y recuperarse cuando las condiciones son favorables.”, explica Zúñiga.

El experto aclara que “nosotros estudiamos la respuesta a la radiación ultravioleta, la respuesta a la falta de agua o a la desecación y la respuesta al exceso de sales, que son tres condiciones que se dan de manera simultánea en algunas de las especies de musgos que estamos investigando”.

Ayuda con los problemas del cultivo

Este estudio generará conocimiento podría ser una opción para enfrentar uno de los principales desafíos que tiene la industria agrícola: producir un 70% más de alimentos para el 2050, y responder de esta forma a las necesidades alimentarias de la población, que, según lo estima la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura alcanzará los 9 billones de personas. Sin embargo, existen dos problemas para alcanzar esta meta: la falta de suelo para cultivar (por el aumento de la población) y las condiciones meteorológicas extremas (cambio climático).

Por esto, Zúñiga afirma que el uso del conocimiento generado en los musgos podría ser una opción a la hora de enfrentar el desafío alimentario. “Tras hallar genes responsables de los mecanismos de tolerancia al ambiente extremos, se podrían incorporar en cultivos, cultivos de interés como el trigo, tomate o el maíz, generando plantas con la capacidad de tolerar la desecación u otras condiciones ambientales.

Síntesis verde

A su vez los científicos de Cedenna han utilizado moléculas obtenidas desde plantas antárticas para sintetizar nanopartículas, lo cual han llamado “síntesis verde”.

Actualmente, en las distintas industrias y desarrollos, se suele utilizar nanopartículas metálicas, en cuya síntesis se usan reactivos contaminantes y por ello, se está restringiendo su uso. El uso de extractos de plantas antárcticas, representa una alternativa eficiente, no contaminante, que forma parte de la denominada síntesis verde.

Zúñiga indica que “estas plantas nos permiten sintetizar nanopartículas, evitando el uso de reactivos químicos, que son contaminantes. El uso de materiales de tamaño nanométrico está presente en productos antimicrobianos, como la ropa que tiene cobre para evitar hongos o bien, en envases de alimentos”.

El equipo científico liderado por Gustavo Zúñiga crece musgos in vitro y analiza su comportamiento para futuros desarrollos.