miércoles, 15 de agosto de 2018

ESPAÑA

El nuevo turismo rural es 100% agro: huerta, ganadería y naturaleza
eleconomista.es

¿Ha estado alguna vez dentro de una postal? Con esta sugerente pregunta Jaime Alonso Carretero invita al turista a viajar hasta Garganta de los Montes, en pleno Valle de Lozoya, en la comarca Sierra Norte de Madrid, para descubrir de su mano un nuevo concepto de turismo rural.

agro-turismo-rural-campo.jpg


Toca dejar a un lado la manta y la chimenea de los típicos alojamientos que han aflorado bajo ese concepto y salir al campo para vivirlo y sentirlo, para empaparse de la vida cotidiana rural y, en definitiva, para valorar la relación entre paisaje, tradición y naturaleza. El nuevo turismo en el pueblo cien por cien agro tiene una excelente referente en su Centro de Agroturismo El Capriolo, un complejo hotelero de tres apartamentos en cuyo exitoso modelo han puesto el foco incluso representantes de los gobiernos chino y coreano.

Pisar el huerto; palpar verduras y hortalizas, y conocer el funcionamiento de una explotación real de vacas o de un gallinero tradicional; contar, además, con un biólogo como guía, y hacerlo a través de interesantes y sorprendentes talleres. Eso era lo que Jaime se propuso ofrecer apenas acabada su carrera de Biología. Reconoce que su paso por la Complutense madrileña y, sobre todo, su año de Erasmus en Florencia, le abrieron mucho la mente y despertaron su espíritu emprendedor, pero siempre con la idea clara de que su vida estaba en el pueblo y su futuro asociado a la cabaña de vacas de raza charolesa que su familia regenta desde hace varias generaciones.

Precisamente, las experiencias de agroturismo que conoció durante sus prácticas de censo de corzos en los viñedos de la Toscana italiana le ofrecieron la llave a ese futuro. Así, nada más regresar a Garganta de los Montes con su título bajo el brazo, decidió extrapolar aquel modelo y generar en torno a la explotación ganadera de sus padres un negocio de turismo innovador, diferente, que permitiera al turista conocer la ganadería desde dentro, con la facilidad añadida de que su familia ya contaba con una construcción susceptible de convertirse en el complejo hotelero soñado por Jaime.

Reconoce entre risas que no fue fácil llevar la idea a su casa. "Mi padre no me dejaba ni hacer un taladro en las paredes porque pensaba que era una tontería del momento", asegura antes de comentar otra de las reacciones que su proyecto generó entre los suyos: "Mi abuelo alucinó cuando compré dos burros".

El Capriolo echó a andar en octubre de 2013 con una proyección imparable. Hoy, a sus sólo 28 años, Jaime regenta un complejo constituido por tres apartamentos con capacidad para 14 personas que él se ha encargado de preparar y decorar siguiendo un estilo rural moderno y funcional, en el que, sin duda, se deja notar su experiencia italiana -el nombre del Centro de Agroturismo es la palabra corzo en italiano, y las distintas viviendas se llaman Lucca, Siena, Elba, a las que se suma la compartida Sala Florencia-. En poco más de un año -calcula "para octubre de 2019"-, su centro duplicará además sus plazas disponibles con dos nuevos apartamentos: Pissa y Toscana.

Pero el día a día de Jaime no se queda en los alojamientos de Garganta de los Montes. Más bien, está fuera de ellos. No en vano, él es ahora quien dirige la explotación ganadera asociada al Capriolo y se encarga -con ayuda de sus padres, eso sí-, de todo lo que requieren las 50 nodrizas, alrededor de 45 terneros al año, ocho burros y una decena de gallinas que la conforman.

La visita a su ganadería es la actividad preferida por los turistas y, subraya, la que más le "enorgullece"

Precisamente, la visita a su ganadería es la actividad preferida por los turistas y, subraya, la que más le "enorgullece". Ver el modo de vida en extensivo de sus vacas, tocarlas a pie de campo, darlas de comer y conocer de boca de su cuidador un sinfín de detalles y curiosidades sobre su crianza y las bondades de su producción cárnica amparada bajo el sello de calidad de la Indicación Geográfica Protegida Sierra de Guadarrama, es, no obstante, sólo una de las muchas propuestas lúdico educativas que quienes llegan al Capriolo tienen la oportunidad de realizar. Además, Jaime les guía en paseos en burro; rutas panorámicas en 4x4; talleres de agricultura ecológica en su huerto y propuestas de interior y exterior de lo más variadas: desde las enfocadas a crear un huerto vertical, un horno solar, papel reciclado, mermeladas y jabones artesanales, hasta las salidas para disfrutar de un ruta ornitológica, una ruta con mascotas o una yincana serrana.

Todo ello, asegura este joven ganadero y hostelero, con la filosofía de ofrecer "educación ambiental" y un tiempo de ocio diferente, máxima que también impregnará las nuevas propuestas que ya prepara, como un taller de cerveza artesanal, una dulce propuesta relacionada con el chocolate y una jornada de producción de yogures y quesos, actividad ésta para la que ya ha comprado dos vacas lecheras.

Y es que, uno de los grandes atractivos de sus talleres y actividades es que los clientes puedan disfrutar de lo que ven, recogen o elaboran: se llevan los jabones, desayunan las mermeladas que han elaborado, se comen el huevo frito recién cogido del corral, o se aprovisionan de una carne de primera calidad de la cabaña de Jaime que adquieren en el supermercado que sus padres regentan en Garganta de los Montes.

En el pueblo, ni qué decir tiene, se ha dejado notar el impulso de El Capriolo, y no sólo para el establecimiento de sus padres. Restaurantes y bares de esta localidad periférica del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y de otras próximas han notado también el impacto positivo de este Centro de Agroturismo que, ya en su creación ha dado trabajo a albañiles de la zona y que, además, genera ahora empleo directo ya que Jaime cuenta con una limpiadora y encargada de los desayunos; con una ayudante para las actividades y con su hermana, maquilladora profesional que con el propio Jaime al visor de una cámara fotográfica, ofrece una de las propuestas, sin duda, más innovadoras y originales de este reinventado turismo rural: book campestre o, lo que es lo mismo, sesión fotográfica infantil, personal o familiar e incluso para embarazadas que quieran prestarse al dibujo de una postal a su gusto en su tripa para un recuerdo único.

Con su positiva experiencia como ejemplo, Jaime no duda en animar a otros ganaderos y agricultores a seguir sus pasos, a "buscar originalidad, novedad y sorpresa" en sus actividades cotidianas y a estar dispuestos a mostrarlas al mundo para encontrarlas un mejor rendimiento.

lunes, 13 de agosto de 2018

La minería sustentable, en apoyo de sueños sanjuaninos
sisanjuan.gob.ar

A través del Fondo Minero para el Desarrollo de Comunidades se financian proyectos productivos en todos los departamentos de San Juan.


En la gestión del ministro de Minería, doctor Alberto Hensel, se trabajó una normativa para hacer llegar el beneficio de la minería sustentable a todos los rincones de San Juan. Así, en 2016 se sancionó la ley 1469-J que creó el Fondo Minero para el Desarrollo de Comunidades (FMDC). El fin exclusivo es financiar proyectos productivos.

La nueva minería es transversal a otras actividades económicas. Apoya iniciativas de carácter individual o colectivo, en agricultura, ganadería, industria, turismo y servicios. El espíritu del FMDC es garantizar competitividad en el marco del principio de sustentabilidad. Para obtener este apoyo los proyectos deben orientarse a actividades económicas vinculadas a la identidad de cada territorio, favoreciendo la generación de empleos y/o mejorando la calidad de los existentes.

Apoyo minero de norte a sur

En un trabajo interministerial impulsado por el gobernador Sergio Uñac, el financiamiento más reciente desde el FMDC del Ministerio de Minería fue al programa Emprendedor Cultural 2018 que gestiona el Ministerio de Turismo.
Se destinaron cinco de los diez millones de pesos a la formación, comercialización, movilidad y equipamiento de artistas, artesanos, emprendedores, productores y/o gestores culturales.

Anteriormente hubo otras ayudas a lo largo y ancho de la provincia

• Con apoyo minero, habrá enfermeros universitarios en el norte sanjuanino gracias a la Tecnicatura en Enfermería que se dicta en la sede Jáchal de la UNSJ. Hay 530 pre inscriptos de Jáchal, Iglesia, Valle Fértil y hasta desde el sur de La Rioja.
• Impulso a los futuros productores de Jáchal: Con fondos mineros, la escuela Videla Cuello compró un tractor y colectivos para transformar el establecimiento en un núcleo estructurador para el agro de la comunidad. También la Asociación Civil de Productores Agropecuarios del Norte Jachallero adquirió tractores con fondos mineros.
• En el sur sanjuanino los pequeños y medianos caleros reciben un subsidio para comprar carbón residual de petróleo a cotización de diciembre y así preservar el trabajo de 600 sanjuaninos.

domingo, 5 de agosto de 2018

Amazonía peruana pierde 23,000 hectáreas de bosques en el primer semestre
gestion.pe

El 71% de la deforestación de bosques registrada en entre enero y junio se dio en cuatro regiones selváticas del país, que son Loreto, Madre de Dios, Ucayali y San Martín.

deforestación


La Amazonía peruana perdió más de 23,000 hectáreas de bosques durante el primer semestre del año, informó el Programa Nacional de Conservación de Bosques para la Mitigación del Cambio Climático del Ministerio del Ambiente de Perú .

El 71% de la deforestación de bosques registrada en entre enero y junio se dio en cuatro regiones selváticas del país, que son Loreto, Madre de Dios, Ucayali y San Martín.


Loreto, el departamento más grande de Perú, sufrió la pérdida de cerca de 5,500 hectáreas de bosques, seguida de Madre de Dios, con 4,300 hectáreas; Ucayali, con unas 3,700 hectáreas; y San Martín, con unas 3,000 hectáreas.

En Madre de Dios, departamento fronterizo con Bolivia y Brasil, las actividades de mineros ilegales de oro en sus ríos provocaron ladeforestación de 1,700 hectáreas en el primer semestre del 2018, según advirtió en julio el Proyecto de Monitoreo de la Amazonía Andina (MAAP).

La provincia más afectada es Tambopata, en Madre de Dios, donde en los primeros seis meses del año se deforestaron más de 2,700 hectáreas, por delante de las 1,500 hectáreas de Coronel Portillo, en Ucayali; y las 1,400 hectáreas de Mariscal Ramón Castilla, en Loreto.

A nivel de distritos, la mayor superficie deforestada está en Inambari, perteneciente a Tambopata (Madre de Dios), con más de 2,000 hectáreas, seguido de Teniente Manuel Clavero, en la provincia de Putumayo (Loreto), con 770 hectáreas; y Madre de Dios, donde se encuentra la capital de la homónima región, con 703 hectáreas.

La principal causa de la deforestación de la Amazonía peruana es la agricultura migratoria y la ganadería, que arrasa grandes áreas de selva para implantar cultivos a gran escala como la palma aceitera, altamente degradante para la calidad del suelo.

Sin embargo, la tala ilegal y la minería ilegal también importantes amenazas para los bosques peruanos, especialmente la actividad de los mineros, ya que usan metales pesados como el mercurio que vierten a sus ríos, lo que contamina las aguas de las que viven multitud de comunidades indígenas.


jueves, 5 de julio de 2018

BUENOS AIRES
Comenzó la temporada de poda en el Rosedal de Palermo y repartieron rosas entre los vecinos
infobae.com

Llevarse a casa algunas de las flores más hermosas del jardín más importante y tradicional de Buenos Aires es posible. Los que se acercaron fueron obsequiados con hasta cinco esquejes para sus hogares. Así se vivió la poda en uno de los rincones más emblemáticos de la Ciudad.

Rosas blancas, amarillas y rosas, con tonos claros y oscuros, florecidas o no. Los 8 mil rosedales de 93 especies diversas al que le debe su nombre el emblemático Rosedal de Palermo fueron podados este miércoles a la tarde para dar comienzo a la temporada de poda. A modo de celebración y como cada año, los vecinos de la Ciudad se acercaron para llevarse esquejes -tallos y fragmentos que se separan con fines reproductivos- del prestigioso jardín que florece en el epicentro de la ciudad de Buenos Aires.




"Es un acontecimiento único que se debe hacer en esta época, porque se poda únicamente en el invierno, ya que el clima frío es el adecuado, aunque no debe ser helado, por eso en otros lugares tendrán que esperar un poco más, pero hoy, en Capital Federal era el clima ideal" , contó a Infobae Mary Santarelli, vicepresidenta de la Asociación Argentina de Rosicultura.

La poda en los rosedales se realiza cada invierno. Para terminar de garantizar la salud de los ejemplares, al finalizar se colocan fertilizantes y complementos esenciales en la tierra. De este modo, florecerán sanos y fuertes y así alcanzaran su máximo potencial en primavera, cuando vuelvan a florecer.

"Es un evento muy importante. No todas son iguales. Hay muchas clases de rosas, miles de ejemplares distintos. Por ende, hay muchas maneras de tratar y podar a cada una. Creo que los vecinos se acercan también para aprender un poco más sobre las rosas", reveló Santarelli. 




"La gente viene a buscar que le crezca una rosa, es una cita de todos los años para informarse, conocer y aprender un poco más sobre las diferentes especies y razas que existen de cada rosa en particular", explicó Santarelli sobre el encuentro en el Rosedal.

"Como todos los años queremos que los vecinos puedan llevarse las flores más lindas de los históricos rosedales de nuestra Ciudad y, de esta manera embellecer sus hogares. Cada año, más de 8.000 vecinos retiran sus esquejes de los rosedales porteños", expresó Eduardo Macchiavelli ministro de Ambiente y Espacio Público porteño.

El esqueje es un método que se utiliza para multiplicar plantas y consiste en conseguir que un tallo eche raíces para dar origen a uno nuevo. La estación ideal para hacerlo es el otoño.


Cómo obtener una rosa a partir de un tallo o esqueje 

Para obtener las rosas es necesario enterrar los tallos introduciéndolos unos 12 cm en una maceta que contenga preferentemente una mezcla de turba y arena, para que puedan crecer más fácilmente las nuevas raíces. Entre cada tallo tiene que quedar una distancia mínima de 8 cm.

Luego presionar la tierra alrededor del tallo y regar hasta dejarla húmeda; colocar la maceta en un lugar húmedo y luminoso evitando el sol directo. La temperatura ideal para criar esquejes de rosas es entre 18°C a 21ºC; una vez que hayan salido las raíces, se trasplanta cada esqueje a una maceta individual.





El esqueje debe estar en su recipiente durante un año completo. Recién se trasplantará el invierno siguiente; de ese modo si la rosa prospera, florecerá a fin de año.

El Rosedal de Palermo tiene 4 hectáreas de superficie de acceso libre y gratuito y alberga casi 8.000 rosales de 93 especies distintas. Fue declarado Patrimonio de Interés Cultural en el 2011, y en 2012 fue premiado con el Garden Excellence Award, un reconocimiento internacional otorgado por la Federación Mundial de las Sociedades de Rosas (WFRS).

"Una vez que la persona descubre la belleza de la rosa, la simplicidad y cómo los problemas se van al estar podando y trabajando con las rosas, no pueden soltar, es como un bichito, celebro que año a año vengan a este tipo de acontecimientos", concluyó la vicepresidente de la Asociación Argentina de Rosicultura.

martes, 3 de julio de 2018

Dónde es más saludable vivir: ¿en el campo, en la ciudad, en la costa o en la montaña?
lanacion.com.ar



Si te preocupan problemas como la contaminación o el estrés, puede que pienses que cambiar la ciudad por el campo podría mejorar tu vida no solo en términos de felicidad, sino también de salud. Pero sorprendentemente, no abundan los estudios científicos que puedan ayudarnos a determinar cuáles son realmente los entornos más saludables para vivir.

Y a medida que los investigadores comienzan a deshilvanar las relaciones entre el bienestar y el ambiente, descubren que muchos factores contribuyen o reducen los beneficios de un entorno determinado, de una metrópolis con millones de habitantes a una playa desierta.

"Lo que estamos intentando hacer un grupo de investigadores de todo el mundo es no difundir información sobre esto a la ligera, sino encontrar pruebas de los pros y los contras de cómo los entornos naturales, y nuestra cada vez mayor separación de ellos, puede estar afectando a la salud y al bienestar", dice sin embargo Mathew White, un psicólogo ambiental de la Escuela de Medicina de la Universidad de Exeter, en Inglaterra.

White y otros investigadores están revelando que un número aparentemente infinito de factores determinan cómo influye en nosotros lo que nos rodea. Y estos pueden incluir el pasado de una persona y las circunstancias que le toca vivir, la calidad y el tiempo que está expuesto a un entorno, y las actividades que realiza en él.


La investigación muestra que los espacios verdes son buenos para los habitantes de las ciudades

Espacios verdes

En términos generales, sin embargo, los resultados sugieren que los espacios verdes son buenos para quienes vivimos en áreas urbanas. Quienes residen cerca de parques o árboles tienden a gozar de menores niveles de contaminación en el aire, menor contaminación acústica producida por la actividad humana y de su capacidad para refrescar el ambiente (algo que cada vez será más útil a medida que el planeta se calienta).

Además, los espacios naturales favorecen las actividades físicas y sociales y ya de por sí ambas están asociadas a un sinnúmero de beneficios.

El tiempo que pasamos en la naturaleza ha sido vinculado con la reducción de los niveles de estrés. Cuando salimos a dar una vuelta o simplemente nos sentamos bajo los árboles, nuestro ritmo cardíaco y nuestra presión sanguínea tienden a bajar. También producimos más "células asesinas" naturales: linfocitos que recorren el cuerpo a la caza de células cancerosas o infectadas con algún virus.

Y aunque los investigadores todavía intentan dilucidar el porqué, aunque ya cuentan con algunas hipótesis."Nuestra teoría predominante es que los espacios naturales actúan como un telón de fondo tranquilizador frente al estimulante ajetreo de la ciudad", explica Amber Pearson, una geógrafa de la salud de la Universidad de Michigan, en Estados Unidos.

"Desde una perspectiva evolutiva, también asociamos lo natural a los recursos que necesitamos para sobrevivir, así que los favorecemos", agrega.

Esto no significa necesariamente que todos los citadinos deban mudarse al campo, pese a que tiendan a sufrir de niveles más altos de asma, alergias y depresión. De hecho, quienes viven en una ciudad también suelen ser menos obesos, presentar un menor riesgo de suicidio y menos probabilidades de morir en un accidente. Son más felices en la vejez y, en general, viven más.


Los habitantes de la ciudad viven más que los del campo y, de mayores, son más felices
Los problemas del campo

Efectivamente, si bien solemos asociar la contaminación, el crimen y el estrés a las urbes, la vida en el campo también tiene sus desventajas. Hay insectos y arácnidos portadores de enfermedades que pueden contrarrestar los beneficios a la salud que tendría residir en una cabaña idílica. Y hay lugares donde el campo registra una contaminación que supone un peligro mayor que la de la ciudad.

En India, por ejemplo, la contaminación en el aire contribuyó a la muerte de 1,1 millones de personas en 2015. De ellas, el 75% eran habitantes de áreas rurales. Esto se debe a que corren mayor riesgo de respirar aire contaminado por la quema de tierras de cultivo, madera o estiércol de vaca, que se usa como combustible para cocinar y calentarse.

En Indonesia, la costumbre de la tala y quema causa un manto de niebla que dura meses y que a veces se extiende a los vecinos países de Singapur, Malasia y Tailandia. En Sudamérica y el sur de África, se sabe que el humo contaminante provocado por fuegos ha conseguido hacerse camino por todo el hemisferio sur. (Aún así, el aire en el hemisferio del sur suele estar más limpio que en el norte, simplemente porque hay menos gente allí).

Pero esto no solo sucede en los países en desarrollo: los incendios forestales al oeste de Estados Unidos causan caos en la calidad del aire, mientras que la contaminación de los fertilizantes que se usan en granjas también está dañando la calidad del aire en EE.UU., Europa, Rusia y China.


No siempre es cierto que cuanto mayor es la altitud, más saludable es el lugar
Desventajas de la montaña

¿Y el aire puro de las montañas? Es verdad que las emisiones de carbono negro y el material particulado tienden a ser menores a mayor altura. Pero intentar atajar la contaminación así puede traer otras consecuencias.

Por un lado, la gente que vive en lugares a 2500 metros o más de altura parece registrar una menor mortalidad debida a enfermedades cardiovasculares, infartos y algunos tipos de cáncer. Pero, por otro, presentan un riesgo elevado de muerte por enfermedad pulmonar o por infecciones de las vías respiratorias bajas.

Esto se debe, en parte, a que los vehículos funcionan de manera menos eficiente en altitud, así que emiten más hidrocarburos y monóxido de carbono. Y el daño que estos producen se incrementa con la radiación solar que hay a esas alturas.

Así que vivir entre los 1500 y los 2500 metros sobre el nivel del mar podría ser la opción más saludable.

También hay buenas razones para mudarse a la costa o, al menos, a algún lugar cercano a cualquier tipo de agua. Como explica White, la forma en que hemos evolucionado demuestra que nos atraen los altos niveles de biodiversidad que encontramos en el océano (algo que en el pasado hubiera sido un indicador útil de fuentes de alimento). Además, las playas ofrecen oportunidades para ejercitarse a diario y producir vitamina D.

Luego están los beneficios psicológicos. Un estudio de 2016 que Pearson y sus colegas realizaron en Wellington, Nueva Zelanda, arrojó que quienes tenían vista al mar registraban menores niveles de trastornos psicológicos.

Por cada 10% más de azul que la gente podía ver, los investigadores descubrieron que disminuía en un tercio la puntuación promedio de una población en la escala de malestar psicológico de Kessler, que se usa para predecir trastornos de ansiedad y de humor. Algo que se daba sin importar su estatus socioeconómico.

"Uno podría esperar entonces que un aumento del 20% o del 30% en la cantidad de azul que se ve podría hacer que un trastorno moderado pasase a una categoría menor", dijo Pearson.

Un estudio que realizó en los Grandes Lagos, en Estados Unidos, para hacer un seguimiento dio resultados similares. El artículo está en revisión. Lo mismo concluyó White en una investigación en Hong Kong que pronto será publicada.


Cuánto nos beneficiamos de una sola visita a la costa depende de una variedad de factores, incluyendo cuánto cuidamos la piel

¿Nos mudamos?

Sin embargo, no todos podemos vivir en la costa. Así que Simon Bell, responsable de arquitectura paisajística en la Universidad Estonia de Ciencias de la Vida y director adjunto del Centro OPENspace de la Universidad de Edimburgo, está haciendo experimentos junto a sus colegas para ver si los acuíferos inutilizados en Europa pueden ser de ayuda.

Están entrevistando a los residentes antes y después de restaurar los acuíferos. Entre ellos hay una playa en ruinas a las afueras de Tallin, en Estonia, y un canal industrial cerca del complejo de apartamentos de estilo soviético en Tartu, en el mismo país. También hay proyectos en España, Portugal, Suecia y Reino Unido.

Un segundo análisis de casi 200 acuíferos recién renovados permitirá al equipo dilucidar cómo factores como el clima, los niveles de contaminación, los olores, las estaciones, la seguridad o la accesibilidad influyen en el atractivo de ciertos acuíferos.

Su objetivo principal, según Bell, es definir lo que hace tan bueno a un espacio azul. Los resultados permitirán desarrollar una herramienta de evaluación de calidad para quienes quieran restaurar canales urbanos, lagos crecidos, antiguas zonas portuarias o ríos de una manera más efectiva para mejorar la vida de las personas.

Los investigadores descubrieron que cuanto más azul veía en su vida cotidiana la gente, menos angustia y ansiedad experimentaban.


Los investigadores descubrieron que cuanto más azul veía en su vida cotidiana la gente, menos angustia y ansiedad experimentaban
Aún así, en lo que concierne a bienestar, los investigadores no saben cómo se comparan los lagos con los océanos o los ríos con los mares. Tampoco han estudiado cómo las playas en, por ejemplo, Islandia se diferencian con las de Florida.

Lo que sí saben es que factores complejos como la calidad del aire y del agua, las aglomeraciones, la temperatura e incluso las mareas altas y bajas afectan la forma en que algo tan aparentemente simple como una visita a la playa puede influir en nosotros. "Puede haber un millón de otras cosas importantes además del clima y la luz del día que influyen en alguien en Hawai en oposición a Finlandia", dice White.

En términos de salud, los datos también sugieren que, contrariamente a lo que se piensa, las personas que viven en lugares donde hay sol de manera intermitente en vez de todo el tiempo tienden a tener ratios más altos de cáncer de piel, probablemente porque el protector solar no suele ser parte de la rutina diaria de uno.

Y así como algunos espacios verdes y azules pueden ser más beneficiosos que otros, los investigadores también se están dando cuenta de que la influencia del medio ambiente en el bienestar no está distribuida uniformemente.

Las personas que viven en condiciones socioeconómicas más bajas tienden a obtener más beneficios de los espacios naturales que los residentes ricos, dice White. Eso puede deberse a que las personas más pudientes disfrutan de otros privilegios que mejoran la salud, como tomar vacaciones y llevar vidas generalmente menos estresantes, un hallazgo con implicaciones importantes en el mundo real.

"Aquí en el Reino Unido, las autoridades locales tienen la obligación legal de reducir las desigualdades en salud. Una forma de hacerlo es mejorar el sistema de parques", afirma White. "Los más pobres serán los más beneficiados".


Una vista de Sydney
También es importante señalar que simplemente mudarse a una costa relativamente prístina o a un bosque no resolverá todos nuestros problemas. Otras circunstancias de la vida, como perder o conseguir un trabajo, casarse o divorciarse, tienen un impacto mucho mayor en nuestra salud.

Como dice White, no importa en qué entorno te encuentres: "Es más importante tener una casa que ser un indigente en un parque".

Bell agrega que la cercanía a la naturaleza en realidad tiende a ocupar un lugar bajo en las listas de los factores más importantes cuando elegimos un lugar para vivir. Suele venir después de elementos como la seguridad, la tranquilidad y la proximidad a lugares clave como escuelas y trabajo.

Pero aunque los beneficios de los espacios verdes y azules no deben exagerarse a nivel individual, son importantes para la escala en la que funcionan. E incluso así, hay una conclusión que parece obvia: aquellos que viven en una ciudad limpia, costera y con un acceso fácil a la naturaleza, como Sydney o Wellington, pueden haberse sacado la lotería de los lugares más saludables para vivir.

Por: Rachel Nuwer


lunes, 2 de julio de 2018

Ámsterdam estrena el primer pasillo de supermercado 100% libre de plástico
laverdadnoticias.com

La capital de los Países Bajos estrena el primer pasillo de supermercado 100% libre de plástico.

Ámsterdam estrena el primer pasillo de supermercado 100% libre de plástico.

El primer pasillo de supermercado 100% libre de plástico es al fin una realidad en Ámsterdam, pues lo acaba de inaugurar la cadena Ekoplaza y, aunque se trate de un único lineal, el hecho marca el paso en un universo, el de las superficies comerciales, infectado por la epidemia del plástico que se extiende por todo el mundo.

Considerada como punto representativo en la lucha global contra este material, esta iniciativa puede señalar el camino a otros competidores del sector, además de ofrecer a los clientes algo que, hasta ahora, se resistía: una opción de compra libre de plásticos.


Aunque suene difícil de creer, se extiende en este supermercado a hasta 700 productos que van desde la carne a los lácteos, pasando por los cereales, el chocolate e incluso las salsas. En todos estos casos, se reemplazará el envase plástico por opciones más sostenibles, a base de nuevos biomateriales compostables o de clásicos como el cristal, el metal o el cartón.

También se desprenderán de envoltorios plásticos otros productos gracias a la alianza entre Ekoplaza y A Plastic Planet, como las frutas y verduras. La medida, aún lejana en lo geográfico, responde así al malestar creciente que está generando el sobre envasado de alimentos en fresco.


Prueba de ello, la campaña #DesnudaLaFruta, activada en España para la denuncia pública de esta cuestión, así como para la concienciación y la reivindicación. Lo que se pretende es que los pasillos libres de plástico que ahora estrena Holanda se extiendan, también aquí.

Este primer paso no se quedará simplemente en lo simbólico, sino que irá a más. De hecho, esta superficie comercial especializada en productos orgánicos prevé implantar el pasillo sin plásticos en todos y cada uno de los 74 establecimientos con los que cuenta en Holanda a lo largo de 2018. 

El próximo se inaugurará en junio en La Haya, cuyos consumidores tendrán también desde entonces la opción de no contribuir a la proliferación de residuos plásticos con sus compras del día a día.


jueves, 28 de junio de 2018

Perú es el cuarto país con mayor extensión de bosques tropicales
elcomercio.pe

En el marco de la celebración por el Día Internacional de los Bosques Tropicales, recordamos que nuestro país es el cuarto a nivel mundial con mayor extensión de estas áreas

Bosques Tropicales: razones para conservar la superficie boscosa del Perú


Cada 26 de junio se conmemora el Día Internacional de los Bosques Tropicales y el Perú es uno de los países a nivel mundial que tiene mucho que celebrar.

El 60% del territorio peruano está cubierto por bosques, lo que lo convierte en el noveno país con mayor superficie forestal en el planeta y el cuarto como poseedor de bosques tropicales.

La extensa superficie boscosa del Perú le garantiza una gran biodiversidad que se expresa en que el 70% de las plantas alimenticias y el 80% de las medicinales proceden de los bosques. También alberga una gran diversidad de especies animales, muchas de las cuales son endémicas, es decir, que viven solo en nuestro territorio.

Asimismo, en los bosques del país viven más de 50 pueblos originarios, quienes junto al Programa Nacional de Conservación de Bosques del Ministerio del Ambiente (Minam) y otras autoridades, trabajan para preservar y aprovechar de manera sostenible este patrimonio natural, a fin de reducir el calentamiento global a través del control de la temperatura del planeta.

Sin bosques no se podría contener las emisiones del dióxido de carbono (CO2), así como sería imposible la vida en el planeta, ya que no habría ríos. Vale precisar que el Perú es el país de América Latina con mayor disponibilidad de este recurso vital; el 97% de agua dulce se encuentra en nuestra Amazonía.

La conservación de bosques también evita la erosión de los suelos, que a su vez origina deslizamientos de tierra afectando a la infraestructura vial, energética y a las poblaciones que viven en las inmediaciones y zonas bajas.

-Protección de bosques-

Los bosques amazónicos del Perú están organizados en un conjunto de categorías territoriales, lo que otorga a cada área boscosa un responsable de su gestión. Una de estas categorías es custodiada por las comunidades indígenas y campesinas.

Otras categorías son las áreas naturales protegidas, así como las concesiones forestales. Sin embargo, alrededor de una cuarta parte de los bosques aún no están categorizados, lo que los vuelve más vulnerables a su mal aprovechamiento y destrucción.

En el año 2010, el Minam creó el Programa Nacional de Conservación de Bosques para la mitigación del cambio climático, a fin de contribuir a la preservación y desarrollo sostenible de este recurso.